Pierre, tío con suerte

Por Ravelo
Enviado el 07/06/2015, clasificado en Humor
417 visitas

Marcar como favorito

De verdad que me dejó frío. Entró después de consultar con otros especialistas y me lo soltó sin perder el tiempo. Inmortal. Y desde entonces no levanto cabeza. Me hundió del todo. Ahí ando, tomando de todo: diazepam, alprozolam, oxazepam, clordiazepóxido, lorazepam, clonazepam, venlafaxina, imipramina, clomipramina, doxepina, nortriptilina, amitriptilina, desipramina, manzanilla, valeriana, etc. Masturbándome a todas horas. Entrando y saliendo de grupos salvajes. ¿Qué tal si escucho la Cadena SER en Yosemite? En Tsaranoro me descojono con el barón rampante. ¡No quiero ser inmortal!

..........................

Quedamos los dos en el planeta. El canadiese se llama Pierre, es más joven que yo, pero también es un maldito. No, no, que quede claro, él no es inmortal. Pierre sabe que va a morir, pero le asusta morir, y extrañamente es un supervimiente de la gran sacudida. Está flaco, calvo, vomita sangre y así lleva dos años. No tiene apetito, huele mal y tiene constantes pesadillas. 

También teme a los lobos, osos, leones, etc. Mosquitos, abrazasos, besos. Recuerdos. La nada, dice Pierre cuando blablabla y no para.

Sólo habla francés. ¿Vous avez soif? ¿Voulez-vous que je tue? ¡No, no, no, no! Y se pone a llorar.

Solo hay una cosa que me gusta. Leer y escuchar el silencio en la abadía de Bobbio.

Inmortal y asesino porque a Pierre lo ahogué en el lago Tlmen.

 

   

Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com