LOS ANALES DE MULEY(1ª PARTE) (18)

Por YUSUF AL-AZIZ
Enviado el 02/07/2015, clasificado en Varios / otros
336 visitas

Marcar como favorito

 

             XlX

   La guerra seguía su cauce.

Eran días de desconcierto.

fue tiempo incierto

de odios y envidias,

una guerra sin concierto

henchida de perfidias.

   Se iban abriendo los frentes,

con dureza se combatía

y la vida se perdía;

los rebeldes avanzaban

y todo lo ocupaban,

la gente miedo tenía.

   Del norte al sur cálido,

del este al oeste frío,

la sangre corría como río

con su fuerza natural;

lecho de cauce bravío

de llanura infernal.

   Del suelo español

sangre y odio afloraba,

la lucha se afrontaba

sin miedo a la muerte;

con tristeza se apelaba

los designios de la suerte.

   España era un campo

de batalla sin premisa,

pues quería ser concisa

en tiempo duradero;

así todos tenían prisa

de andar por su sendero.

   En aquel jardín florido

se marchitaban las flores

y se enterraban amores,

era edén abonado

de aflicciones y horrores

de un pueblo condenado.

   Aquella ardiente sangre

que sus hijos derramaban,

sus horrores reclamaban;

tristes y sollozos cantos

al cielo se escapaban

convulsivos en sus llantos.

   La España histórica

de sólidos cimientos

y dignos pensamientos,

se estaba resquebrajando;

se humillaba sentimientos,

luces se iban apagando.

   La España única,

la de Isabel y Fernando,

se encontraba llorando

porque su eterno amor

permanecía amando

a un ramo multicolor.

   La España tradicional

de rezos y pandereta,

transfiguró su careta;

su dignidad salvadora

configuró su treta

al ser la gran vencedora.

   El pueblo libertario

peleó por su libertad,

defendió su verdad;

al Facio cara plantó

con sublime dignidad

y su sangre derramó.

   Y la sólida España

resquebrajada estaba

y apenada lloraba;

sus hijos iban muriendo,

triste ella se contemplaba

como iba sufriendo.

   Porque todos eran hijos.

Cuando un retoño muere,

su progenitora adquiere

un estado de aflicción

que quiebra su corazón

y penas siempre se adquiere.

   La muerte siempre aflige.

Perder a un hijo mata,

la madre al recuerdo se ata,

se mustia su corazón;

su amargura delata

su total tribulación.

   A España le dolía

hasta el mismo aliento,

porque en cada momento

su sangre se derramaba,

se hundía en sentimiento,

su dolor llanto afloraba.

   España era una madre

con su corazón partido,

al viento iban dos verdades

por un sendero perdido

que llevaban al olvido

las muchas penalidades.

   Ardía nuestra patria,

más la guerra continuaba,

el frente se desgastaba

en sólidas posiciones,

pues con furia se luchaba

rompiendo corazones.

   Larga fue la contienda,                                                                                                                                                      

alto nuestro sufrimiento

y nuestro pasar lento;

lo más florido murió

en ese absurdo evento

que el Facio provocó.

   Las dos Españas lucharon

con honor y valentía

defendiendo ideales,

murieron con hidalguía

cada noche, cada día,

en momentos infernales.

   Se establecían posiciones,

se consolidaba el frente,

se desgastaba la gente

en una lucha atroz;

se atrofiaba la mente

y se apagaba la voz.

   Ninguno el alto echaba,

más la lejana victoria,

haciendo memoria,

se inclinaba por un bando;

ha quedado en la historia

un triste pueblo llorando.

   Se luchaba por la victoria

humillando al enemigo

y exaltando al amigo;

otros por la libertad,

porque llevaban consigo

la enseña de la verdad.

   Y volvió el albor,

el viento se lo llevó,

lejos lo difuminó;

fue leal compañera

y por ella se luchó,

pues fue digna bandera.

   Si la lucha fue bravía,

en las tierras ocupadas

surgía odio y muerte;

represalias alentadas

por perfidias atrapadas

en su malévola suerte,

   Se mataba por venganza,

por odio o por ideología,

y el pueblo moría

o quedaba esclavizado;

la gente temor sufría

y temía su estado.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com