Cuando es realmente amor

Por Andres Son
Enviado el 06/07/2015, clasificado en Reflexiones
245 visitas

Marcar como favorito

-No lo voy a olvidar jamás, él fue el amor de mi vida.

-¿Ósea que estas planeando morirte muy pronto?

-No, ¿Por qué decís eso?

-Bueno, básicamente porque sos una boluda de 16 años, que simplemente tuvo su primer metejón y tal vez su primera calentura, nada más.

-Fue mucho más que eso.

-¿Cómo sabes?

-Por qué lo sé.

-¿Cómo?

-¿Qué quieres decir?

-¿Cómo podes estar tan segura de tus sentimientos?

-Por qué lo sé, en mi corazón.

-¿Tu corazón?, mira vos.

-Sí, mi corazón.

-El problema es que las personas boludas como vos son las que le dan una muy mala propaganda al amor.

-Ósea que para vos nadie conoce el verdadero amor hasta que tiene, no sé, ¿20, 30 años? ¿Más?

-Bueno, básicamente, si, se necesitan años de experiencia y conocimiento para saber lo que realmente el amor es, lo tuyo y lo del resto de las personas, los chicos de tu edad, es simplemente nada, curiosidad y autodescubrimiento de su cuerpo, de la cintura para abajo más precisamente.

-Vos no sabes nada.

-No, por supuesto, yo no sé lo que es tener 16, después de todo yo nací hace 2 días de un huevo.

-No tenes que cargarme, ya sé que vos tuviste alguna vez mi edad, pero el mundo cambio.

-No, en realidad no cambio tanto, tal vez tengan mejores juguetes y peores cantantes, pero adolecentes son adolecentes, calenturas son calenturas, y boludas siguen siendo boludas, hay cosas que no cambian, independientemente de lo que la cultura en general quiera hacerte creer. Así que deja de mariconear y hacerte la mártir, porque no te queda para nada, todavía te queda mucho sufrimiento por delante, y vas a tener que relajarte y aprender a disfrutarlo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com