Fin de semana romántico con mi esposa en la playa

Por big love
Enviado el 04/03/2016, clasificado en Adultos / eróticos
8498 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

El fin de semana pasado mi esposa y yo decidimos ir a pasar un fin de semana románticos a la casa que tenemos en puerto progreso Yucatán, compramos unas botellitas de vino,  cervezas, botanitas lo típico para tener unos días muy agradables con mucha pasión.

Lo primero que asemos al llegar a la casa es despojarnos de esa innecesaria ropa que solo estorba, hay nos sentimos seguro y muy a gusto, es como nuestro jardín del edén para andar libres como dios nos trajo al mundo, no tenemos para nada cuerpos de modelos pero nos disfrutamos mucho desnudos, después colgamos las hamacas en el patio trasero para relajamos, con la brisa del mar.

Todo el tiempo que estemos en la casa de la playa permanecemos desnudos, cocinamos ,comemos ,lavamos platos todo desnudos y obviamente nos la pasamos echando pasión la mayor parte del día, para lo único que nos ponemos un poco de ropa aunque suene un poco tonto es para ir meternos al mar aunque siempre que la playa esta medio vacía aprovechamos para nadar desnudos o tomarnos algunas fotitos sexis, nunca desaprovechó la oportunidad de que mi mujer me deleite enseñándome los senos cuando nadie nos esta mirando o se levante el vestido para mostrarme las pompas en algún lugar público para tomarle una foto atrevida para mi colección.

Lo más cachondo que nos paso fue el sábado en la tarde, yo estaba dándole sexo oral a mi mujer, ella estaba a punto de llegar cuando aproximadamente como a las 4pm empezamos a escuchar que alguien estaba toque y toque la puerta de la casa, al principio lo ignoramos pensando que era algún vendedor  que se iría por si solo  pero seguían toque y toque con insistencia,  mi esposa se fastidio de todo ese ruido y dijo que iba a ver quién es, me dijo que el ruido le echo a perder la concentración que estaba a punto de llegar, se levantó rápido para abrir, mientras caminaba tomo un  pareo y se lo enrollo como una toalla sobre el cuerpo, el pareo es una tela delgadita para ponerte sobre tu traje de baño después de salir del mar, me dio un poco de curiosidad ver quien era me levante me puse un short y camine para la puerta, cuando llegue estaba de espalda hablando con unos muchachos que enseguida se fueron, ella volvió a cerrar pero al darse la vuelta para entra me di cuenta que el pareo se lo había enrollado mal de tal forma que quedo muy corto de abajo así que básicamente se le veía toda la vagina.

Ella me dijo que era unos muchachos medio borrachos que pensaron que esta era la casa de un amigo donde se quedarían por eso insistieron tanto, yo la interrumpí y le dije mi amor ya viste tu pareo le acabas de dar un show gratis jejejeje ,ella se puso rojísima, me dijo hay amor no me di cuenta perdón,  le conteste que no importaba al contrario me puso más cachondo que ellos vieran lo que me estaba comiendo, si fuera por mi hubiera preferido que salgas desnuda para que se dieran un taco de ojo, el morbo que me causo esa situación  dejo mi verga como roca así que continuamos haciendo el amor toda la tarde.

 

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com