El ex novio de mi mami

Por laurent_clandestina
Enviado el 27/10/2015, clasificado en Adultos / eróticos
13282 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Comenzaba la semana y con ella mis ansias aumentaban, mis ganas de el; El, el ex novio de mi mami. Hace ya 5 años que habían cortado pero mantenían comunicación como amigos, vino hace un mes a visitar, lo vi y me dio un vuelco el corazón, traté de disimular pero él lo notó, vino un sabado a cenar, mi mama recibió una llamada y tuvo que salir, no sin antes decir "nena atiende a Sebastián, vuelvo tarde", yo aprovechando esa única oportunidad empecé a pavonearme con mi short corto por la sala. Notaba su nerviosismo, sus ganas de mi, la necesidad de ir a lavarse las manos me permitió que al regresar yo tuviera que buscar algo debajo del mueble y que él "accidentalmente" me encontrara en esa comprometedora posición, se veían la mitad de mis gluteos redonditos, el sólo pudo carraspear para que yo me levantara sorprendida, le dije "disculpa Sebastián, buscaba una pulsera que se cayó", se sento y su respuesta me hizo mojar al instante, "wow nena, eres insoportablemente deliciosa", de manera casi inmediata le contesté, pues si, realmente soy y estoy deliciosa, por que no lo compruebas?

Antes de terminar esa frase ya lo tenia muy cerca de mi, sentia su aliento, era casi narcótico, sentir su aroma, su ardor traspasaba su ropa y el bulto en su pantalon delataba sus ganas de mi. Me acerque mucho a él, abrí mi boca y recibí el tan anhelado beso, Dios!!! su boca era experta pero su lengua, wow!! su lengua era la gloria. Sentí como mis bragas se mojaban, me desprendió de la ropa y quedé en hilo dental, uno pequeño y apretado que sólo resaltaba mi hermoso culo, mis pezones ya estaban tan duros que al sentir su lengua allí me dolían. Lo desvestí y miré su boxers, se veía lo excitado que estaba. Liberé su miembro y casi explotaba, me relamía los labios y lo metí en mi boca, lo chupé, casi me dejaba sin respiración, lo lamía con desespero, lo necesitaba; fueron tantas mis ganas que tuvo que levantarme y decir:

     -No nena, si sigues terminaré en tu boca y quiero sentir ese coño que tienes.

Me levantó en brazos y me pegó a la pared, así me besó y sentía lo caliente y mojada que estaban mis bragas, fue divino. Al oído le susurré, rómpeme las pantys, así lo hizo, fueron nada en sus manos, en una embestida brutal me penetró, casi grito de placer, seguia entrando y saliendo, mis piernas empezaron a ponerse tensas y ya sentía que me iba a correr en un orgasmo celestial, uff!!! me corrí de una manera descomunal. El aún no llegaba, me volteó en cuatro contra la mesa y siguió haciendome suya, yo abria mis nalgas para recibirlo más adentro, me sentí golosa, quería más, gemía y exigía que no se detuviera, ya me daba cuenta que venía esa sensasión tan familiar, me iba a correr de nuevo, me tomó las manos por detrás e hizo imposible moverme, eso me excitó muchísimo, con la cara sobre la mesa, las manos en mi espalda y mi culo parado recibí su explosión, se corrió dentro de mí gritando mi nombre, y quedando exhausto cayó a mis pies.

Agotada me tiré en el suelo con él, puse mis manos en su pecho y me sentí gloriosa, satisfecha. Así nos quedamos dormidos en la alfombra....

     -Toc toc toc... Nena ábreme la puerta....

Dios llego mamá!!!!!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com