COMPARTIR UNA HABITACIÓN A OSCURAS

Por luis c. torrico
Enviado el 12/07/2015, clasificado en Varios / otros
246 visitas

Marcar como favorito

DE LA SERIE: LOS RELATOS DE ELEONORA

 

Compartir una habitación a oscuras es un fraude, sobre todo porque mi cuerpo no encuentra tus manos. El fraude del tesoro prometido jamás encontrado, no vale la pena. Solo quiero irme a casa y dormirme agarrada de mi perro, aquel que se ha robado todos los peluches solo por darles un jodido mordisco. En mi cama si me puedo sentir una ramera exótica, cubierta del pecho por mi peludo perro. Pero así duerma con el perro, en mis sueños estas tú apareciéndote en la oscuridad, apretándome en tus brazos, robándome el aliento, matando mi resucitada soledad, marchitando mi individualidad, y por eso te odio. Si tuviera que expresarte mi rechazo te ignoraría, pero no puedo.

 

Cuando estoy a solas con alguien, cierro mis ojos, y cuando siento que al fin lo he logrado, no puedo, porque mi cuerpo sigue buscando tus manos. Entonces tengo que huir de esas manos que me tocan y salir huyendo. Te odio.

 

Debiste de cruzar la puerta, cruzar los límites, pero no pudiste. Cobrar la forma de una fiera y arrancarme más que las vestiduras el alma, pero no pudiste. Debiste jugar conmigo, yo hubiera gritado como una niña, pero no pudiste o no quisiste. Hoy te odio con la convicción que mi inocencia no quiso tener entonces. Y para terminar con ese secreto que no pude contarle jamás a mi terapeuta, hoy tengo la fuerza para contárselo a todo el mundo.

 

Si quieres leer más relatos como éste te invito a pasar por el blog: http://literaturaapocrifa.blogspot.com/


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com