Todo por un cafe - 3

Por MarcoCasanova
Enviado el 25/07/2015, clasificado en Adultos / eróticos
2473 visitas

Marcar como favorito

Una expresión de profundo relajo inunda su cara, la observo así por unos minutos mientras acaricio su pelo, hasta que da una profunda inspiración, y abre sus ojos hipnotizándome con la mirada.

- “Nunca había acabado así...... tan rápido…”- me dice con una especie de sonrisa en su boca. -"Lo siento, no pude controlarme" - remata, como pidiendo disculpas.

 Intento con mi mirada confirmar que lo noté y ocultar las ganas de poseerla nuevamente, sin descanso, aunque mi miembro me delata al permanecer completamente erecto.

- "Estuvo delicioso"- es lo único que logro articular, al tiempo que remuevo un mechón de pelo de su cara, "¿tienes sed?"- le pregunto y me levanto a buscar los tragos a la bandeja oculta en la pared.

Camino desnudo por la habitación hacia ella, que ya se ha sentado en la cama hermosa y jovial, le estiro el brazo con una copa de Pisco sour, tratando de no parecer un pervertido mirándola desnuda sobre la cama. Ella da un sorbo a su copa sin despegar su mirada de la mía, adivinando mis deseos de ella, estira su mano invitando a acercarme, lo hago silenciosamente, su vista baja por mi pecho hasta llegar a mi miembro que se hiergue hidalgo y orgulloso, listo para seguir en acción, me ofrece su copa la que recibo mientras bebo de mi vaso de destilado con tónica.

- "Creo que beberé otra cosa por ahora…" - dice tomando con su mano mi pene y sosteniendo la mirada en mi rostro - "…pero creo que necesita un poco más de batido para estar listo"- agrega haciendo un movimiento masturbatorio al tiempo que aparece esa picara sonrisa en su boca.

Yo solo me entrego a sus maniobras, las que acompaña con tiernos besos en mi vientre y luego en  mi erecto pene para introducirlo completamente en su boca sin aviso. Siento la dulzura de sus labios recorriéndome, el roce de su lengua provoca descargas de electricidad por mi espalda, sus manos amasan el objeto de su deseo, derramo parte de los tragos en el piso debido a mis movimientos. Mi excitación esta al máximo, mi miembro con sus venas hinchadas por la irrigación, siento espasmos en mi interior avisando que voy a eyacular si no detiene la estimulación.

-“Me vas…a hacer… acabar” – le digo con voz entrecortada, mirándola para advertirle.

-“Es lo que quiero”- responde aumentando el accionar de sus manos, y con una mueca de satisfacción dibujada en sus labios termina por darme el estimulo necesario para alcanzar la gloria.

La miro una vez más, cruzando mí mirada con la suya dándole a entender que estoy a punto y preguntándole si está segura de recibirme así, su respuesta fue solo tomarme con fuerza, llevando mi miembro a su boca a la espera del espeso líquido. Sus labios envuelven mi ya demasiado hinchado glande, lo siento venir, tenso mi espalda y mis piernas, suelto la primera descarga, me pierdo en el éxtasis que provocan sus labios, que lejos de relajar su accionar lo hacen más intenso. Vuelvo a convulsionar liberando una nueva descarga, no siento nada más, solo la avidez con que su boca actúa en mí.

Cuando logro controlar mis espasmos y regreso en mí, al abrir mis ojos solo tengo la imagen de su rostro perdido en no dejar rastro del orgasmo que me provocó, la observo en su afanosa labor, hasta que por fin levanta su mirada, me quita su copa de la mano y me la ofrece en actitud de brindis, choco mi vaso con su copa.

- “¡Ahora si!...Estamos a mano” – me dice, y una sonrisa de satisfacción no se logra ocultar en su rostro.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com