Taciturno

Por Leo L.
Enviado el 30/07/2015, clasificado en Amor / Románticos
313 visitas

Marcar como favorito

                                                              Taciturno

 

Sentimiento constante

En mi mente predominante

Con intensidad de fuego calcinante

 

Sensato a la razón pero no al corazón   

 

Aunque hubiese deseado mirarla y besarla no será así. Mis amigos me miraban con profunda consternación.

El lápiz  recorría el papel trazando lo que sería su mirada, una muy bella mirada, ella era especial. Había hablado con su amigo sobre ella, la alegría que encantaba  a su espíritu y la melancólica desesperanza que se esfumaba al compartir con ella sus tardes era suficiente para su insensato corazón.

Era viernes y como la mayoría de adultos jóvenes que estudian, la bebida y los parlantes a todo volumen eran infaltables se había organizado ya una pequeña fiesta.

 

La pequeña fiesta

 

Las fiestas en anteriores ocasiones las habían hecho en casa de él.

La bebida y uno que otro vacile era lo ideal y lo común.

Sin más que una mirada algo profunda, ¡No de embriaguez por amor! sino el alcohol yaciente en su organismo que embriagaba el ambiente y su vista distorsionada. El querer "querer" no bastase para sentir algo tan calcinante y emocionante como aquella relación epistolar que había creado con ella. Ella si embriagaba de amor, y lo profundo no era la mirada sino el sentimiento. 

Torpe e inexperto ella lo adiestro y le hizo sentir emociones al mirar y comprender las letras, las palabras. Benditos Fenicios y su conjunto de 26 signos que fueron base del actual alfabeto. ¡Si! Benditos sean, gracias a ello es posible plasmar sentimientos en la letra. Pero  que importa a pesar de que ella los ¡Sienta! él será sensato.

 

La sensatez entre dos mundos

 

Ella sentía preocupación, demasiado era el creciente agrado, pero él le había aclarado que no era más que el efecto del envolvente paradigma de dos enamorados que yacían en el libro que los dos habían leído, sin embargo por lo pronto es ¡Maravilloso sentirme así! añadió.

Muy bien controlado estaba su espíritu.

Las verdades son cosas reales. Él quería dejar de pensar que ella no era una verdad, quería que fuera una verdad, las distantes contra polaridades de sus contextos de vida eran demasiadas, el temía demasiado la decepción y la única forma de convertirle en una verdad era alejarle y convertirle en algo imposible, así sería una chica imposible de conocer o alcanzar y ya no sería más una ambigüedad que no da más que falsas esperanzas y entrega tragos colmados de sentimientos que al final solo dolerán. Y la única verdad seria que ella es imposible.

 

La decisión, auge y caída del corazón

 

Las mañanas son tan tiernas al pensar en ella, las noches tan cálidas al soñar con ella y sin embargo solo es un sueño.

Talvez la melancolía me gusta, es enfermizo, ¿Acaso taciturno es lo que quiero ser? 

No, enfermizo es llevar constantemente un recuerdo de ella, hablar de ella con la chica que te gusta, opacar mi realidad con ella. Eso es enfermizo.

No será más así. Además ella es menor que yo. Lo sé, eso es ser demasiado conservador sin embargo tampoco es el problema, el problema es que no es sensato quererla tanto. Abandonarla y alejarla de una manera perfectamente confusa, es mi elección.

 

Asunto: Dudas y Fin

 

Debería de conocerle y quererle incluso amarle como mi verdad absoluta. Tan solo quisiera que ella fuera mía y yo suyo.

Pero ella no lo siente tal y como yo, yo solo le agrado y solo soy su amigo, inclusive la página social lo dice "Amigos"

Amigos, amigos... ¡Amigos!

Mis amigos (dos) me miran con cierto desconcierto, después de que les he contado y han ojeado parte de nuestra relación epistolar y más desconcertados me miran con la decisión que he tomado, ¡Jamás conocerla!, Si, no la conoceré y por lo tanto no debo de seguir con esto.

Es mi vida y lo sensato es terminar con esto aunque sé que hubiese llegado a amarla... Amarla de un modo diferente, pero sería amor.

¿Amor? Talvez solo la necesidad de sentir ¡Algo Diferente! y eso sería utilizarla. No, Yo la amo. Y su mirada en este papel será mi recuerdo.

 

Saludos cariñosos

“Leo”


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com