BADDIE WINKLE, ES MI TRATAMIENTO ANTIENVEJECIMIENTO

Por luis c. torrico
Enviado el 30/07/2015, clasificado en Varios / otros
219 visitas

Marcar como favorito

DE LA SERIE: LOS RELATOS DE ELEONORA

 

Baddie Winkle es una maldita loca y pervertida, y por eso me encanta, sobre todo cuando se fotografía agarrada de su Smartphone, diminuta y tranquila, con su pelo blanco como se ha puesto de moda ahora, solo que el de ella es un blanco natural. Como sentirse vieja con ella si a sus 86 se pasea semidesnuda por Instagram, me encanta verla mostrando lo que supuestamente ya no debe o ya no tiene, pero ella tiene más para mostrar que cualquiera de las semidesnudas que intentan venderse haciéndose pasar por artistas en Hollywood o por cantantes estridentes de Pop. Y solo ella, Baddie Winkley, las manda a callar cuando se aparece con sus pantaloncillos cortos o sus trajes de baño tan tentadores. El día que se apareció fumando un cigarro y traía puesta una camiseta con la inscripción: “will commit sins 4 chipotle” fue la gloria del pecadillo, y más cuando se apareció con ese atrevido adorno de hojas de árbol cubriendo solamente sus pechos y alrededor de sus caderas. Y, ¿Quién dijo que era una ridícula?

 

Desde verla tomándose una pastilla o tendida tomando el sol en traje de baño blanco es increíble en ella, es motivante, sobre todo porque nos enseña que transgredir cualquier norma la ha llevado a donde está ahora, disfrutando feliz de la vida. Por eso ella es mi inspiración, mi anfetamina, mi tratamiento antienvejecimiento.

 

A Baddie Winkle nunca la olvidaré. Por su sonrisa, por su arrogancia, por su manera de vivir.

 

Si quieres leer más relatos como éste te invito a pasar por el blog: http://literaturaapocrifa.blogspot.com/


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com