Politica y Religion

Por gabriel
Enviado el 04/08/2015, clasificado en Reflexiones
335 visitas

Marcar como favorito

Estanislao se encontraba sentado en su lugar de detencion, un cuarto con algunas comodidades que ocupaba hace mas de veinte años. Se encontraba leyendo el diario como todos los dias. Hasta que despues de los ruidos de la puerta de hierro, se hace presente uno de los guardias trasladando a un convicto vestido de blanco.
-A partir de hoy tenés compania, desicion de arriba.- le dice el guardia a Estanislao. El nuevo convicto ingresa al cuarto luego de que el guardia le sacara las esposas.
-Ordenes de arriba!?- grita Estanislao molesto- Desde cuando empezaron con este simulacro de convivencia!? Malparidos!
El guardia cierra la puerta de acero haciendo oidos sordos a las quejas.
- Que tal, me llamo Ashiri... - El convicto se presenta extendiendole la mano.
- Esta bien, pibe. No hace falta.- constesta Estanislao - Total acá hacen lo que quieren desde que hay democracia.
Ashiri se queda en silencio tratando de entender el mensaje.
- Que sabes hacer!?- pregunta Estanislao dirigiendose a la mesa destartalada de madera.
- De todo un poco, tuve que rebusquearme de algo aqui...- contesta con un castellano forzado Ashiri.
- Que acento raro... de donde sos?
- Iraní. Vine aqui a los 15 años.
Estanislao lo ve de arriba hacia abajo
- Porque te detuvieron?
- Me acusan de matar a un joven. Me dieron perpetua por eso...
- Lo hiciste vos?
- Si, lo hice. No me arrepiento.
- Muy bien, pibe. De lo uno hace no se arrepiente.
- Usted? Porque está aqui?
- Por salvar a la patria de los subersivos... una cosa de locos.
- No entiendo
- Bueno, para resumir un poco. En una epoca habia gente que queria sabotear la paz ciudadana.
- Pero que hizo usted?
- Los saqué del mapa. Le hice un favor a la sociedad borrando lacras que se creian superiores a nosotros.
- Los mato?
- Si, pibe... como vos tambien lo hiciste...
- Yo tenia una mision encomendada por el señor... Usted no tiene porque matar...
- Jaja, si claro. El señor... las cosas hay que decirlas por su nombre. Yo maté y no le echo la culpa a otro.
Ashiri empieza a sentir incomodo antes los dichos de Estanislao.
- Usted no puede interferir con la mision del señor- dice Ashiri
-Pibe! - grita Estanislao - Que te pensas? Gente como ustedes manejan la vida de los demas? Y me venias a dar lecciones de moralidad!? No nos vamos a llevar bien, mejor dejamos esto aca...
- No! no puedo permitir que la mision de eliminar a los impuros sea interrumpida por un soberbio mortal! Yo fui encomendado por el supremo a guiar por el camino de la pureza!
- Uh, que mal que estas de la cabeza! Justo a mi me tocan dementes como vos!
Estanislao agarra un cuchillo que tenia escondido en un costado de la mesa destartalada para defenderse de un posible ataque. Ashiri se acerca a la mesa para hablar mas de cerca usando esa estrategia para estrangularlo.
- Que haces!? - dice Estanislao al ver que Ashiri se acerca. - Te acercas y te corto la garganta como a un chancho!- Estanislao apunta con el poco filo del cuchillo escondido.
Ashiri se prepara para defenderse a un par de pasos del cuchillo con poco filo. Estanislao lo mide a distancia dando pasos de costado acercandose a la puerta de acero. Ashiri lo observa muy atento ante un movimiento sorpresivo. En un par de segundos, con una velocidad pocas veces vista, Asiri toma el cuchillo por el mango obligando a Estanislao a forcejear por su
vida.
Con ambos brazos, los dos convictos pelean en el piso con cuhillo de por medio en una especie de riña de gallos para que ninguno le hundiera el cuhillo en el pecho a otro. Ahiri empieza a rezar en hebreo, Estanislao pronuncia un rosario de insultos lograndose soltar de los brazos del iraní para evitar la asfixia. Pero en el exitoso escape, olvida el cuhillo. Opta por
volver a la mesa y buscar un segundo cuchillo con un poco mas de filo que el anterior.
Ashiri sigue recitando el salmo hebreo.
- Sos vos o yo, inocumentado- dice Estanislao abalanzandose sobre el iraní.
Un par de horas despues, uno de los guardias se hace presente en el cuarto. Abre la puerta de acero, al entrar ve la escena mortal que protagonizaron los dos convictos para sobrevivir fallecidos en el piso con un gran charco de sangre en el medio.
Llama a un guardia por handy sin sobresaltarse, ni dando una posible emergencia. A los segundos se acerca otro guardia y ve la escena desde la puerta.
-Viste?- le dice el primer guardia al segundo en llegar- No era dificil sacarselos de encima. El jefe va a estar contento.
-Esa era la idea?- le pregunta el segundo guardia al primero en llegar.
-No - le contesta- no era una idea... era una apuesta. El jefe se va a tener que pagar un asado. Vamos a buscar a los
medicos... Acordate, intentamos abrir y trabaron la puerta.
-Che, y la semana que viene les toca a los violetas del pabellon cinco?
-No, esperemos que pase un poco esto y despues de un mes lo hacemos... sino van a sospechar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com