Hermosa

Por gabriel
Enviado el 13/08/2015, clasificado en Cuentos
308 visitas

Marcar como favorito

-Hola hermosa! - le digo a una vecina que conozco hace años.
-Hola- me contesta con cara larga
-Pasó algo?- le pregunto
-Ehh, si... despues te cuento.- y se va con sus hijos al colegio.
Yo estaba como siempre, en mis tareas de kiosquero, tratando de acomodar los diarios y revistas que vendia al publico. La respuesta que me dió, me generó ansiedad. Pensé una y mil veces que podia ser lo que le habia pasado.
"Se habrá separado?" pensé un poco alegre. Si era cierto, iba a sacar provecho de la situacion. "Si, se habrá separado."
El novio hace casi un mes que no lo veo, era un cliente habitual. Si no pasaba el a comprar alguna revista de deportes, ella pasaba por el.
Recordé las veces que venia su novio para deducir si estaban en crisis. Dejo el puesto por unos segundos y me fijo a mitad de cuadra si el auto de esta familia se encontraba estacionado. En efecto, no estaba. "Se fué"
A medida que pasaban los minutos, pensé en como le podia preguntar. Aunque eso seria facil debido a la confianza, el tema era como seguir la charla.
Con respecto a mi mujer, tenia planeado separarme. Convivo con ella solo por costumbre, tanto el amor y el sexo se perdieron con los años. Pero esta mujer, me hace ilusionar. Me hace pensar que tengo una posibilidad, es muy amable conmigo. Me hace sonrisas picaras con esa hermosa boca y su sutil mirada. Varias veces pensé en ella cuando hago el amor con mi mujer.
Pasaba media hora y no volvia, ella suele hacerlo a los veinte minutos.
Se acerca con cabeza gacha, tal como si el problema era mas grave de lo que pensaba. Salgo del puesto y le pregunto directamente:
-Que te pasó que me quedé preocupado? Algun problema con los chicos?
-No - me contesta y me ilusiono al cien por cien
-Con tu marido?- pregunto mas directo para sacarme la duda
-Si... - me dice con cara angustiada
A esa alltura me estaba imaginando agarrarla, abrazarla, besarla, cerrar el puesto, ir a la casa, desnudarnos, hacer el amor con mas posiciones que el kama sutra y de repente me dice:
- A Gaston lo cambian de horario, ahora va a la noche.
-Ah- digo totalmente derrumbado y si importar el tema- que mal!...
-Ahora me tengo que hacer cargo de la casa sola.- me dice
-Bueno, si queres, te puedo dar una mano- aunque queria darle otra cosa
Justo una vecina la saluda y la llama. Ella se despide yendo para ese lado.
Y yo aca haciendome cargo de la frustracion una vez mas... Hasta el dia siguiente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com