En clase

Por siguesiendogratisoñar
Enviado el 21/08/2015, clasificado en Adultos / eróticos
13072 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

 

Eran las 8:15 de la mañana, acabábamos de empezar la clase y apenas había venido gente.

Yo tenía mucho sueño ya que no había dormido lo suficiente y a las 6:37 ya estaba en pie.

Por suerte venían a dar una charla a la clase y al menos no se haría tan pesado.

Pasaron las dos horas que teníamos de la misma asignatura. Ya eran las 10:05 y esperábamos a que viniesen a dar la charla.

Tocaron a la puerta, yo estaba con el móvil, de repente alcé la vista y vi entrar a un chico y a una chica. Me quedé impresionada al verla. Era joven, de unos 30 años, de pelo rubio oscuro más bien cortito, llevaba dos rastas , tenía unos ojos azules preciosos. Iba con unos legins negros y una falda corta de rayas con unas converse de botas, un jersey de tirantes y una chaqueta medio caída.

Por fin empezaba a despertarme.

Antes de empezar la charla se presentaron, él se llamaba Sergi y ella Ruth.

Comenzaron a explicarnos un poco, trataba sobre el trabajo social que realizaban en su asociación.

No podía dejar de mirarla, de cada vez me atraía más y me ponía nerviosa.

Además que me encantaba como hablaba y su manera de pensar.

Sergi pasó un cuestionario y mientras lo explicaba, Ruth iba pasando por las mesas por si teníamos dudas.

Yo levanté la mano y se acercó, le hice la primera pregunta que se me pasó por la cabeza.

Entonces me miró y se echó a reír. Yo me puse nerviosa y me sentí avergonzada.

Me preguntó que si iba en serio la pregunta, y yo le dije que no...

Me dijo que ya le parecía, pero que no estaba nada mal la excusa, y se fue a otra mesa.

Yo me quedé súper cortada y me puse a atender a Sergi para evitar mirarla más.

Pasó una hora y a las 11:00 teníamos descanso hasta las 11:20.

Recogía los libros y me ponía la chaqueta para salir fuera a merendar. Era una de las ultimas.

Al salir por la puerta, Ruth me miró y me preguntó que a dónde podía ir a tomar un café.

Yo le expliqué que justo a bajo había un bar que estaba muy bien. Y me fui con mis compañeros a merendar.

Cinco minutos antes de empezar fui a la puerta del instituto y estaba Ruth fumando un cigarro. Yo me encendí el mio.

La miré y vi que me estaba mirando. Me dijo que le había gustado el café mientras que se reía.

Me preguntó que si me estaba gustando la charla y le contesté que sí, que era muy interesante.

Ella me contestó que ya había visto, por el tipo de pregunta que le hice. Y yo me reí.

Acababa de tocar el timbre, así que subimos a la clase.

Yo veía que me miraba y me sonreía disimuladamente, y más nerviosa me ponía.

Tenía unas ganas tremendas de cogerla y besarle.

A las 12:05 sonó el timbre, para un descanso de 5minutos. Así que aproveché y fui al lavabo.

Entre al baño y salí a lavarme las manos y entonces entró ella, me miró y pasó al baño.

Yo hice tiempo lavándome las manos hasta que ella salió.

Cuando salió, me preguntó si la estaba esperando. Y yo le contesté que sí, por si se perdía al volver a la clase. Ella se empezó a reír.

Entonces yo me acerqué y le besé. Ella me siguió. Pero de repente sonó el timbre.

Volvimos a la clase, y siguieron dando la charla. Terminaban a la 13:05, pero nosotros teniamos clase hasta las 14:00.

Al poco rato de empezar la clase, se acercó a mi mesa y haciendo que me explicaba algo, me escribió en el cuaderno que al terminar la clase me esperaba en el baño, si quería terminar lo que habíamos empezado.

Yo estaba flipando, solo deseaba que pasara la hora para tenerla en mis brazos. Se me hizo eterna la espera.

Al llegar la hora fui al baño a esperarla. Pasado unos minutos, para no levantar sospechas, apareció.

La cogí de la mano y la encerré conmigo en un baño.

La volví a besar, mientras que acariciaba su cara. Le fui quitando la chaqueta, seguía besandole.

Empecé a tocarle por debajo del jersey, me encantaba su piel, la notaba ardiendo. Le quite el jersey.

No llevaba sujetador. Tenía un cuerpazo increíble, me volvía loca.

Notaba como le gustaba y eso me volvía aún más loca.

La cogí por el culo y la subí al váter. Me rodeó con sus piernas y yo fui bajando mis manos por su obligo, le metí la mano por debajo de los legins y le empecé a tocar suavemente. Ella me besaba por el cuello y yo me derretía.

Le quite los legins, le subí la falda y bajé con mi boca, rozando todo su cuerpo, hasta llegar a bajo de su ombligo. Ella me cogió la cabeza y se retorcía de placer, me decía que no parase.

Era increíble como se ponía y me encantaba, pero a la vez tenía miedo por si alguien nos escuchaba.

Cuando ella ya estaba apunto de llegar, me agarró de la cabeza y me subió, me desabrochó el cinturón y me empezó a tocar.

Me dijo al oído que quería que me corriese a la vez que ella, yo me volví loca.

Llevé mi mano debajo de su falda, estaba super caliente, me dijo que lo hiciese rápido y nos corrimos casi a la vez.

Fue perfecto, me encantó. Nos vestimos, salimos del baño, ella me besó y se fue.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com