Sesión de fotos 2

Por Vickyy
Enviado el 20/08/2015, clasificado en Adultos / eróticos
8766 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Sentí sus labios en mi cuello y gemí de nuevo, me apretó mas contra su cuerpo y me dio la vuelta, yo volteé y clavé la mirada en el suelo con la vergüenza apoderándose de nuevo de mi, él alzó mi rostro tomándome por la barbilla y me miro unos instantes, luego nos fundimos en el mejor beso que me han dado en la vida, su lengua buscaba la mía mientras sus manos acariciaban delicada pero desesperadamente todo mi cuerpo. Introdujo un dedo en mi tanga y suspiró al notar lo mojada que estaba, luego me miró mientras se llevaba el dedo a la boca, me pareció tan sé y ese gesto que casi me derrito mirándolo...luego besándome Me empujó hasta que llegamos al sofá.

Me tumbó y se puso encima de mi para comenzar a besarme de nuevo, empezando por mis labios para luego bajar por todo mi cuerpo haciendo que yo vibrara de placer, no podía quedarme quieta ni contener los gemidos ya, el me tomó de las caderas y empezó a bajar a mi sexo, lo primero que hizo fue pegar su nariz y aspirar fuertemente para luego buscar mi clitoris con su lengua haciendo que sintiera una descarga eléctrica en todo mi cuerpo, luego empezó a besarlo con muchas ansias, subía y bajaba con su lengua haciendo que me corriera en tiempo récord. Se volvió a acomodar sobre mi y me beso de nuevo, sus labios sabían delicioso, no quería me se separara de mi. Empecé a acariciar su pene y pude sentir como se tensó, luego tomo mis muñecas y apoyándolas sobre mi cabeza me penetró despacio haciendo que sintiera cada centímetro de él.

Empezó a moverse rápido mientras mordía mi cuello, me miraba con sus ojos brillantes y excitados y luego me besó mordiéndome el labio inferior. Lo había embadurnado ya del aceite que cubría mi cuerpo así que podía sentir como nuestros cuerpos chocaban y resbalaban, la sensación era increíble. Nuestros gemidos retumbaban en todo la habitación, me había corrido dos veces ya y el parecía no tener acabe... Y yo tampoco quería que terminara. Me tomó de las caderas y me volteó para luego volver a penetrarme desde atrás. Luego de un rato me tomó por los brazos y pegó mi espalda a su pecho, acariciaba mis senos y mordía mi cuello, sentía como un nuevo orgasmo se apoderaba de mi y cuando me corrí caí sobre el sofá y sentí como el aceleraba el ritmo para luego correrse y caer sobre mi espalda respirando agitado y acariciando mi cuerpo lleno de aceite y sudor.

Luego de unos minutos de estar así, él se incorporó y yo junto con él, tome mi ropa interior de pisa y fui al  baño  para ducharme y quitarme el aceite del cuerpo. Cuando salí de la habitación él estaba en el sofá obdervándome. Fui a buscar mi ropa que estaba tirada al lado del set y cuando me di la vuelta sentí sus ojos sobre mi:

-Eso fue increíble- dijo él examinando mi gesto

Le sonreí tímidamente y Me acerqué a él de nuevo para darle uno de esos abrazos que me gustaba darle, pero por lo resbaloso que estaba caí de nuevo en el sofá y el sobre mi.

-Ya entiendo porqué te ponías raro cuando quería abrazarte- dije notando de nuevo como su miembro cobraba vida.

-No sabes cuanto llevaba deseando esto- dijo él antes de volver a besarme haciendo que estuviera lista para el de nuevo...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com