La que es hermosa (2)

Por Denisse Cortes
Enviado el 17/08/2015, clasificado en Amor / Románticos
365 visitas

Marcar como favorito

Cuando me habla es como si la luz que irradia fuera más deslumbrante que la misma luminosidad del sol. Las curvas de su piel se adaptan a mi temperatura, complace mis caprichos más entrañables, y hace que cada momento sea un recuerdo difícil de olvidar, he memorizado cada palabra, cada gesto, cada sinfonía de su respiración agitada.

El tocarla, el rozarla, el sumergirme en sus labios suaves e indescriptibles tan bien formados que no encuentro en ellos error alguno en la anatomía de sus órbitas.

Su perfil encaja perfecto con la noche, y ella no lo sabe pero aunque esta a centímetros de mi consigue aun así sin fijar su mirada, causarme nervios de amor, sentimiento que me es absolutamente nuevo, como si jamás lo hubiera sentido, como si fuera la primera vez que veo a una mujer y suspiro de alegría por el inmenso amor que persibo siente por mi.

Como explicar aquella sensación, ese momento en el que me rodea con sus brazos y me hace sentir única, ese momento en el que me abre su mente, y me cuenta sobre sus propias sensaciones, la forma en la que me hace sentir segura en la que se esfuerza por hacer que mi mente aloje pensamientos positivos.

¿Es este el verdadero significado de felicidad?

El que sus silencios se conectan con los míos, el que tenerla cerca sea peligro, algo incontrolable, como el calor de su piel acelera todo en mi y me dan temples de despojar todo a mi paso para contemplarla una y mil veces como si fuera la primera vez como si no la conociera, como si cada vez descubriera a una nueva mujer en ella, es que su deseo me involucran me adormecen, me contienen y me elevan a ese mundo que consiente me transmiten un vaivén de imágenes, su piel blanca me llama al éxtasis, puedo ver en sus ojos todo el resplandor de su alma, si pudiera, si lograra, no, no es eso, ella es mía y no existe mas.

No es propiedad su cuerpo, soy propietaria de su amor, de sus pensamientos ilimitados y reservados, como ella de los míos, cada vez descubro un nuevo motivo por el cual seguir alagándola..


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com