Mujer de Ensueño

Por William Chaves
Enviado el 28/02/2013, clasificado en Varios / otros
1044 visitas

Marcar como favorito

 

Me encontraba solitario…

Lo cual ya era habitual desde meses atrás.  estaba en una etapa de soledad de las que supongo que nadie se escapa y por la cual cada ser humano tarde o temprano y por temporadas atravesamos, solo y caminando sin aparente rumbo fijo, al fin de cuentas era sábado en la tarde así que no debía laborar, estaba algo aburrido, debo confesarlo así que decidí hacer algo que jamás creí hacer y que siempre cuando estaba con numerosos grupos de amigos critique con total voracidad, pero que al fin de cuentas era lo único que me quedaba por hacer…

Entonces camine por las calles del centro de la ciudad hasta encontrar un bar en el cual pudiera entrar a tomar uno o dos tragos “Solo y meditabundo” tal como lo había criticado y que había prometido jamás hacer, pero estaba decidido así que ingrese, el sitio era agradable pedí un Mojito cubano lo bebí lenta y pensativamente analizando muchos aspectos de mi vida que jamás me había detenido a analizar lo cual estaba desencadenando más depresión en mi…

Note de repente que mi trago se terminaba así que pedí otro y en ese momento algo capto mi atención y digo algo porque tal Diosa no puede ser terrenal, una rubia, hermosa, angelical, buenas curvas cabello de seda con color casi como el trigo maduro, ojos tan azules que el mar jamás volvería a ser el mismo y el firmamento sonrojaría de celos, no podía creer que existiera alguien así pero más aun no podía creer que se dirigía hacia mí, quede petrificado con enormes ganas de decir algo pero no podía no salían palabras y temía que si abría la boca de ella solo saliera una estupidez, afortunadamente ella tomo la iniciativa preguntando con su voz sensual si podía acompañarme ,solo pude asentir con la cabeza, un silencio leve nos acompañó por segundos pero reaccione y la invite a que pidiera una bebida, ella contesto: “lo que bebes para mi está bien”. Fueron las horas mejores de mi vida, jamás había tenido una charla tan amena, divertida inteligente y variada me sentía privilegiado, era como un sueño.

 

Aquella noche fue genial y como buen caballero la acompañe hasta su morada con tan grata sorpresa que me invito a proseguir , era una noche extrañamente fantástica y sentía que contaba con un cambio de suerte único , pase mi noche allí con todo lo que eso implica y al despertar note que ya no estaba solo, tenía una relación, era una mujer perfecta la abrace con fuerza como se abraza un sueño cuando se cumple y me sentía como un niño con el mundo por delante , no lo podía creer estaba completamente feliz y así transcurrieron algunos meses, estar con ella era lo mejor, me llenaba, me inspiraba, me iluminaba, tanto que le propuse matrimonio, yo el que no creía en tal vinculo propuse matrimonio y mejor aún mi respuesta fue felizmente aceptada, Dios!!!! Algo bueno hice ¡ gracias por este premio los preparativos pasaban y con ellos los meses, mi familia la adoraba su familia me acogió como uno más de ellos, era perfecto y ese amor cada vez crecía y más feliz me sentía.

 

Llego el momento de la Boda ya estaba en la iglesia lleno de nervios, sudaba, el tiempo era lento, el templo lleno de familiares y amigos, la impaciencia me invadía, miraba el reloj y decía a mi padrino cada 5 minutos “No va a llegar”, “se arrepintió hermano!!!”, “Yo ya sabía que no podía ser tan perfecto” el me intentaba calmar pero más y más me impacientaba, 30 minutos de retraso y mi pulso estaba a mil por hora sentía que la taquicardia me iba a matar hasta que la vi… era ella con su vestido Blanco reflejando la pureza que siempre me inspiro, de cola larga como si fueran las alas de un Angel hermoso , no lo creía mi Angel llego!! Me casare con ella y seré muy muy feliz, “después de todo la Vida si es justa”, al llegar al altar me miro con alegría, su rostro irradiaba amor, felicidad y muchas otras cosas que jamás imagine inspirar en alguien, la ceremonia comenzó, el discurso del padre fue bello, conmovedor, todo era perfecto cada palabra del sacerdote era sublime , cada palabra de nuestros votos dejaba ver que en verdad nos amábamos y que estábamos realmente seguros de estar hasta la eternidad juntos ya casi terminara la boda y seremos esposos por siempre “pensaba yo”, llego el momento en que el sacerdote pregunta si alguien tiene algún impedimento para que esta pareja se una,  Nadie musito palabra, fue un silencio casi sepulcral y el sacerdote dio una pausa prudente, al ver que nadie dijo nada se dispuso a proseguir, Bueno ya que nadie tiene impedimento…  en ese momento mi novia lo interrumpe “ Padre Tengo uno”, sentí un frio que recorrió todas mis entrañas, ¿ que ocurre amor? Pregunte entre líneas… “No nos podemos casar amor”, por qué amor?, por que no!?  Levante el velo de su rostro me miro fijo a los Ojos de manera  penetrante, y lentamente dijo: No Nos podemos casar Simplemente porque Estas… D u r m i e n do……..  En aquel momento el frio visceral me despertó, me hallaba solo en mi apartamento, aún era sábado en la mañana y aún estaba Solo

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com