El querer, el desear y no poder

Por Porgu
Enviado el 03/09/2015, clasificado en Adultos / eróticos
8294 visitas

Marcar como favorito

Como me gusta estar contigo, cada vez que te veo haces que la sangre corra con velocidad por mis venas. Tú lo sabes y te gusta que me pase eso.

Me gusta sentir nuestra piel, me encanta cuando nos vemos en compañía y cuando podemos dejamos el uno al otro rozarnos, me encanta cuando nos vemos en compañía estamos hablando y tu brazo se roza con el mío, cuando nos buscamos discretamente para tocarnos. Cuando nos sentamos en cualquier sitio intento que sea cerca de ti para intentar tocar tú pierna. No sé si eso te agrada o si te incomoda, pero quiero sentirte. Me encanta cuando consigo encontrar el momento para que mi boca se prenda con la tuya. Conseguir sentir tus labios en los míos, tus manos en mi cuerpo y las mías en el tuyo, sentir el deseo que tenemos el uno por el otro.

Descubrir tú cuerpo con mis manos, descubrir que tus besos me vuelven loco, descubrir tú piel, descubrir el sabor de tú piel, descubrir la voluptuosidad de tus senos, el tamaño de tus pezones, descubrir las ganas que tenias de mi al ofrecérmelos, mientras mis manos descubrieron el candor de tu entrepierna, descubrir que aceptabas que mi mano acariciara tú entrepierna, que descubriera tú clítoris, tus labios y que desearas que mi mano te penetrara. Quiero seguir descubriéndote y descubrir que te gustó y me gustó sentir el tacto de tú mano en mi miembro y sentirla deslizarse por él, mientras tus labios desean los míos. Quiero sentiré y sentirme tuyo.

 

No sabes cuantas veces seme viene a la cabeza.

No sabes cuantas veces lo recuerdo por no olvidarlo.

No sabes lo que me encantó sentirme tuyo y solo tuyo, no lo sabes.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao