La mesera

Por gabriel
Enviado el 08/09/2015, clasificado en Cuentos
577 visitas

Marcar como favorito

En un bar se sienta en una de las tantas mesas vacias un señor con traje. Una de las meseras le dice a su compañera:
- Te toca a vos.
- No! - le contesta su compañera - Por favor no, ese tipo lo conozco. Es vecino mio y no lo soporto...
- Que te hizo!?
- Nada, me saluda. Pero no lo quiero ver porque no lo aguanto.
- Ay, boluda. Es un cliente, pide lo que quiere y se va.
El hombre ve que ambas meseras estan discutiendo por quien lo atendiera. Al ver que pasaban segundos, el hombre de traje decide

levantarse e irse.
- Viste, se fue. Uno menos. - dice contenta la mesera que no lo queria atender.
Al dia siguiente pasa la misma situacion, el hombre de traje vuelve a sentarse en una de las mesas y espera ser atendido. La mesera lo ve

y llama a su compañera.
- No puedo, estoy en el baño! Atendelo vos!
Al escuchar eso, la mesera empieza a limpiar las mesas para ganar tiempo hasta que su compañera salga del baño. El hombre la mira

para adivinar sus intenciones de no atenderlo. La compañera sale del baño y ve la situacion, decide atenderlo con un suspiro de hartazgo.

Antes de llegar a su mesa, el hombre de traje se levanta y se va.
- Se fue!? Otra vez!? - grita el cocinero que veia la situacion parado detras de la barra.
- Si llega a venir mañana lo atendes! - dice enojada su compañera.
Al tercer dia, llega el hombre sin traje en esta ocasion. Estaba vestido con ropa deportiva, la mesera lo ve y sin quedar otro remedio, lo

atiende.
Al llegar a la mesa de muy mala cara dice:
- Buen dia, que se va a servir?
El hombre mira el menu sin contestar, observa detenidamente los precios de las comidas. La mesera incomoda le vuelve a preguntar;
- Que es lo que desea?
El baja el menú y le pregunta:
- Hola Romina, todo lo que dicen de mi es mentira...
- Perdon?
- Hablé con el dueño para que almorzaramos juntos...
- Pero, estoy trabajando...
- Crees que miento? El dueño se llama Oscar verdad?
- Si, pero en horario de trabajo...
Entra una chica vestida de mesera como ella al bar.
- Mirá, esa chica va a ser tu reemplazo temporal. Trabajará una hora, hasta que terminemos de almorzar
- Eh, mire... no sé quien es usted.. y por mas que me quiera seducir...
- Sabes quien soy... me conoces como un vecino... pero en realidad soy mas que eso... mirá
El hombre saca una foto de color sepia en donde se encontraba una pareja con una bebé en brazos.
- Esa es tu mamá, cierto?
- Si...
- Esa sos vos de bebé, conocés el vestido que llevabas en esa foto?
- Si... es verdad... pero como tiene usted esa foto?
- Porque el de acá, soy yo. Por ende, yo soy tu padre. Tu madre te negó porque pensó en que le fui infiel. Es cierto, pero nunca me dijo que

estaba embarazada. Hace un par de años que supe que vivias, por eso me mude al mismo barrio que el tuyo a un par de casas y un par de

meses que trabajabas aca... Te sentas a almorzar asi recuperamos parte de la historia?
La mesera desconcertada se sienta para ser la hija del hombre de traje que la miraba a discrecion.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com