¿podra amarte alguien como yo?

Por XIII
Enviado el 02/01/2012, clasificado en Drama
1581 visitas

Marcar como favorito

Me levante como cada mañana estaba más cansado que la noche anterior, me metí en la ducha y mientras el agua caía sobre mi cabeza,el recuerdo de aquella chica con la cual había pasado la noche anterior, aquella bella dama de pelo rubio y delegaba figura, que me había proporcionado calor en aquella fría noche de noviembre.
Siempre he visto que mi mayor debilidad  son las mujeres, poetas y artistas intentan captar la belleza que dios les dio pero siempre se quedan cortos en esas comparaciones nunca podremos reproducir lo que con un gesto esa musas para alguno y diablesas para otros son capaces de trasmitir.
Cada una de ellas es atractiva a su manera,un gesto, una mirada, unas piernas, todas tienes algo que las hace atractivas y en algunos casos demasiado.
Después de vestirme y desayunar salí de aquella habitación del centro,me dirigí  asía una cafetería que solía visitar a menudo allí  trabajaba una amiga, Bea una chica de 19 años que se costeaba la carrera de medicina trabajando de camarera, más el dinero que le enviaban periódicamente sus padres.
Sus ojos marones miel siempre me había sido atractivos
-Hola,¿te de vainilla y croissant ?- me pregunto susurrante al odio
-Si me lo sirves tu, si , ¿has dormido bien ?- dije guiñándole un ojo
-No me has dejado,hoy salgo a las 8 quieres ¿qué cenemos juntos?
-Esta noche, vale,¿te recojo a las 8?
-Bien - sonrió me dio un beso y siguió trabajando
Mientras el olor del aquel te embriagaba mi olfato, recordé la pregunta que me hice a mi mismo la noche anterior ¿durante cuanto tiempo seguiría acostándome con mujeres solo para sentirme bien ?
Una persona como yo, lo hace porque la falta de afecto que tubo en su infancia, esa carencia le empuja a llenar ese vació interior de laguna forma, en este caso con mujeres para mi acostarme con una mujer sentirme querido aunque sea por unas horas me reconforta,el placer que me provoca darle un orgasmo a una mujer me hace sentir superior o igual que cualquier cualquier héroe idealizado .
Lo malo de esto es que nunca sabes cuando quieres de verdad a alguien, cuando empiezas con esto te encadenas a ser un esclavo sexual de alguna mujer te sea capaz de hacerte olvidar ese vació que te devora por dentro que te hace temblar de dolor, un dolor tan intenso que en los peores días es capas de quitarte el apetito y las ganas de dormir.
Mi vida se reduce a buscar alguien con quien olvidar mi nauseabunda existencia ,llena de lagrimas ahogadas en un llanto vació, el cual fue secado por el temor de ser débil, solo busco sentirme bien poder dormir a gusto solo una noche, que mis demonios interiores no me atormente, solo una noche de paz no pido mas que eso, sentirme libre para poder soñar.
Salí de aquel localy subí a mi motoo,eran las 09:45 y entraba a trabajar a las 10:00 tenia que darme prisa en llegar al restaurante de aquel hotel de 4 estrellas de fachada blanca tan elegante, yo trabajaba de camarero aunque el gerente nos denominaba ''barman'', según el así no sanaba tan soez, la verdad es que ami me daba igual una cosa que otra, ese trabajo me permitía coquetear con mujeres de diferentes edades, siempre hay alguna a quiere liarse con un barman y si eres joven y moreno tus posibilidades aumentan.
La mañana paso un tanto monótona para asta que una mujer de unos 30 años mas o menos bajo al bar y me pido un copa de whisky, aparte del trabajo de servir copas y mesas un camarero debe ser un psicólogo y consejero, un buen camarero debe ser polivalente.
-Perdone mi intromisión pero,¿No cree qué es un poco pronto para empezara beber?- dije tímido
-¿Y tu no crees que eres demasiado joven como para ir sermoneando?-contesto molesta
-Seré joven pero por lo que veo usted no es demasiado mayor como para aceptar un consejo -
-A sí,dime el consejo-
-No creo que un mujer tan bella deba beber whisky a solas en la barra de un bar¿usted que opina?, ademas sea cual sea la causa que la traído aquí no merece la pena-
-Opino que eres un chico muy observador, ¿quieres acompañarme con otra copa?
-Le  acompañaría encantado pero estoy de servicio y muy a mi pesar no puedo-
-Estoy en la habitación 104 cuando puedas sube y tomamos esa copa, aquí tienes mi numero cuando quieras llamame, sera un placer volver a verte -pago su copa y se fue.
Lo había vuelto a hacer , había vuelto a seducir a otra mujer, no sabia como lo hacia realmente, pero tenia un ligera idea de porque  las mujeres se fijaban en mi, mi actitud les era atractiva y mi labia también ayudaba, aunque lo que mas les gustaba era esa mirada que manaba de mis ojos oscuros, fría y enigmática, como la de un lobo solitario,penetrante, como una bala directa a tu mente .
 Ante mi se planteaba la duda de la noche anterior ,subir a aquella habitación al acabar mi turno o intentarlo con Bea, realmente ella y yo solo habíamos mantenido una noche de sexo, pero sabia que para ella no era solo eso, ella había sido cómplice de mis sentimientos había sido el cobijo de mi alma marchita, ella era un ángel que vio un pobre diablo en busca de su oscuridad y le mostró un dulce y cálida luz atravesé de ese beso , en realidad para mi tampoco había sido el  tipo polvo de una noche, aunque me resultase difícil creerlo estaba empezando a sentir algo por aquella chica
¿Es posible que alguien como yo encuentre el amor?¿Me estaré enamorando de esa dulce mujer ?no sabia que responder a aquellas preguntas,mi persona se veía en una encrucijada.
Al acabar mi turno subí en mi moto necesitaba despejarme y me encanta sentir el viento golpeando con dureza mi cuerpo salí de la ciudad y llegue a la periferia a lo alto de una colina desde la cual mientras me fumaba un cigarrillo podía admirar la puesta de sol sobre la ciudad, mientras el humo iba poco a poco consumiendo mis pulmones mi mente decidió dejar de a un lado aquella vida del sexo vació y comenzar una relación con aquel ángel.
Subí a la moto decidido a besarla nada mas verla, deseoso de sentir otra ves esos labios .pero el destino es un hijo de puta caprichoso y esta noche decidió por mi que mi vida ya había sido vivida,
coloco entre nosotros un coche con un conductor ebrio el cual me lanzo despedido varios metros fracturándome el cuello en la caída mi cuerpo se sumergió en un como del cual no creo que volviera a despertar, solo lamento no poderla volver a besar , es lo ultimo q pude pensar conscientemente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao