La despedida

Por Lumbre del Sur
Enviado el 23/09/2015, clasificado en Reflexiones
405 visitas

Marcar como favorito

Me dejó perpleja, paralizada en el tiempo. La vida transcurría y mi mente no sabía cómo reaccionar, es que el corazón estaba apretado, la información recibida costaba en el alma. Nunca pensé que sería un camino largo de despedida, uno nunca está preparado para ese encuentro.

El primero de ellos se llevó toda mi tristeza, fue sentarme allí, ese lugar que me apropié para el momento y mis lágrimas empezaron a correr. El corazón, mi alma y mi ser estaban plenamente puestos allí. Lo pensé egoístamente, lo sentí en mis recuerdos, lo abracé y le agradecí por estar hoy y lloré porque no estaría mañana.

  El segundo encuentro sentí el particular cansancio que la tristeza había pincelado en mi psique, casi como un ritual entré, me senté y lloré. Nuevamente el tiempo estaba paralizado para que pudiera ocuparme de lo realmente importante. Mis  ojos estaban cansados y mis lágrimas ya dolían cuando caían. Sentí enojo por la inevitable forma quel tiene el amor de saludar a la muerte. A diferencia del primero, el dolor estaba inundado por el final de un camino que recorrieron juntos. Como siempre, “el viejo” me mostró en ese momento, la importancia de continuar cada uno con el nuestro.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com