el regalo de maria 9 parte reeditado

Por Jose Maria Duque
Enviado el 18/10/2015, clasificado en Adultos / eróticos
1755 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

  Ella hizo un gesto para que se callase, dando la tarjeta de crédito al camarero e introduciendo su código de cuatro números  sin quitar ojo a la joven, la joven saco del bolso su monedero y llamo al camarero para pagar la cuenta, automáticamente una orden autoritaria llego a los oídos de José:

 

   -Levanta el culo, nos vamos. (Sonó la voz de María recordando al hombre su servicio militar)

 

   -A las órdenes mi sargento (contesto el, con un tono gracioso)

 

  Cuando se levantó de la silla tuvo que localizar a María, estaba en la mesa de los jóvenes, impidiendo que la chica pagara la cuenta, la obligo a meter la cartera en el bolso, la levanto de la mesa, recogió el abrigo de la chica y salieron del restaurante dejando al chico sentado sin saber que decir.

 

   - Mira que sois cortitos los jóvenes de hoy (dijo José poniendo una mano en el hombro del chico y saliendo detrás de las dos mujeres)

 

  María pregunto a José si se podría utilizar el bar para dar una pequeña fiesta, el hombre no puso  ninguna pega, en parte se sentía aliviado, pensaba que si había más gente esa tarde María no haría ninguna de las suyas y ya no podía con más sexo.

 

   Cuando llegaron los tres al bar, María se puso a organizar y dar órdenes, Ana (la joven) alucinaba con la vitalidad y autoridad de la mujer, se había convertido en un modelo a seguir para ella.

 

  Los primeros en llegar al bar fueron Luisa acompañada de Antonio (el hombre que intento follarse a María cuando estaba encadenada), automáticamente José dijo:

 

  -NO TE DIJE QUE NO VOLVIERAS AQUÍ CABRÓN.

 

  María sujeto a José y se lo llevo a la habitación, no pasaron ni tres minutos cuando se empezó a oír los gritos de José dentro de la habitación, salieron de la habitación los dos con cara de enfado, la mujer se dirigió a su amiga que le dio un sobre.

 

 -Que puta eres Luisa, no me di cuenta hasta que este me dijo al oído que me iba a dar mi merecido y estos maricones no podrían evitarlo, es la frase de todas mis fantasías, que regalo de reyes más bueno me has dado (dijo María besando en los labios a luisa).

 

  -Bueno este es Antonio, mi nueva pareja. (Dijo Luisa)

 

   María agarro de la mano a Ana y le presento a luisa y a Antonio, pidió disculpas y se fue a la barra donde estaba José, le entrego el sobre, saco la tarjeta de crédito del bolso y  cogió el terminal de pago, tecleo una cantidad de cuatro dígitos e introdujo su tarjeta y pin.

 

  No tardaron en llegar cuatro parejas más y un chico de la misma edad que Ana, Luisa hizo de anfitriona presentando a Ana a todos los demás, cuando terminaron las presentaciones, alguien llamo a la puerta del bar:

 

  -José, es Luis, ¿le abro? (dijo Antonio)

 

   -Tu abre y veras que ostia te pega según te vea, anda escóndete y que no te vea hasta que le explique todo. (Dijo José)

 

  Luisa abrió la puerta mientras Antonio se metía en el baño, Luis paso directamente a la barra sorprendido de ver tanta gente.

 

  -Creo que aquí me he perdido algún capítulo del culebrón. (Dijo Luis a José).

 

  -No te lo voy a contar hoy, pero nada fue lo que nos dijeron y el cabrón del Antonio es la pareja de la amiga de María, por lo cual no te líes a ostias con el, que te conozco.

 

  -joder, pues yo me apunto a la fiesta y ya me lo contaras poco a poco (dijo Luis)

 

   Cuando los dos hombres terminaron de hablar se dieron cuenta que las chicas estaban todas desnudas, incluida Ana que estaba abrazada y besando a María, Luisa estaba desnudando al hombre más joven, una mujer estaba tumbada encima de una mesa mientras que otra la comía el coño Y un hombres la follaba, otro hombre estaba bajando los pantalones a otro y metiéndose la polla en la boca, otra mujer estaba desnudando a otro hombre, Antonio salió del baño desnudo acercándose a la barra.

 

  -Hola Luis, chicos, siento el engaño de ayer, pero mi novia tiene un carácter muy fuerte y cualquiera la dice que no. (Se disculpó Antonio)

 

  -Ya hablaremos de eso, José ponle una cerveza a Antonio, que en el fondo se lo merece.(dijo Luis mientras se desnudaba sin quitar la vista a la mujer que estaba sola)

 

   Luis se dirigió a donde estaba la mujer sola, la acaricio el culo, está cogiendo un preservativo de  las decenas que había en una mesa se lo puso en la polla con la boca, se metió los huevos de Luis en la boca succionándolos, Luis la agarrar de la cabeza y metió su polla en la boca de la mujer, no tardo en levantar a la mujer y ponerla apoyada a unas de las 

mesas y penetrarla por el culo, la mujer dejo escapar un fuerte gemido, Luis la envestía con suavidad aunque introducía lo máximo que podía su pene dentro de ella.

 

   Luisa agarro la mano del chico que desnudo y lo llevo hasta donde estaba Ana y María besándose y acariciándose, empezó a acariciar a María separándola de Ana e intercambio a María por el chico, Ana empezó chupando los pezones del chico, el con una mano acariciaba el coño introduciendo un dedo, y con la otra hacia lo mismo en el culo de la chica.

 

   María  comento algo al oído de Luisa, inmediatamente cogieron a Ana y al chico y los llevaron a la habitación donde todo aquello empezó, cogieron las muñequeras que estaban aún en la mesa y se las pusieron al chico, enganchando los brazos a unas cadenas.

Todo para ti Ana. (dijo María saliendo de la habitación con Luisa)

  Ana examino al chico, no dudo en besarle el cuello, luego mordió los pezones del chico y bajo a su polla metiéndosela en la boca , le chupo la polla con una habilidad increíble, haciéndole una mamada bestial,  metiéndosela hasta la garganta, quería que aquella polla estallara en su boca, aprecio un ligero sabor a semen y acelero el ritmo sacando la polla y volviendo a metérsela de golpe, su lengua  lamia cada milímetro de aquel pene, cuando noto que se iba a correr , le agarro del culo y empujo hacia ella ,  el semen del chico inundo la boca de Ana, ella se puso de pie y con el semen aun en la boca beso al chico mientras que levantando los brazos le desengancho de las cadenas.

Ana le quito las muñequeras y se las puso ella:

  • Ahora me toca a mi. (Dijo la chica levantando los brazos para que los encadenase)

Automática el chico engancho los mosquetones a las cadenas, la mordió los pezones de  mientras acariciaba su clítoris, se puso de rodillas detrás de ella y beso el año de Ana, intentando meter su lengua entro, Ana noto como su culo se dilataba y su coño se humedecía con lo que estaba haciendo el chico..........


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com