La promotora

Por gabriel
Enviado el 12/10/2015, clasificado en Varios / otros
504 visitas

Marcar como favorito

-Pasá ponete comoda, sentate en donde quieras. Hace de cuenta que estas en tu casa!
Ramon hace pasar a uno de sus departamentos a Analia. Ella era la playera de una de las estaciones de servicio cercana a su casa. Observa con asombro el lujoso
interior del departamento ubicado en el decimo piso del edificio. Ramon vuelve de la cocina con dos copas y un champagne.
-Tomá una copa para brindar por este y por los proximos momentos que habrá en el futuro.
Descorcha con mucha felicidad y ansiedad para enmarcar de alegria ese momento. Analia toma la copa, espera que le sirva y se toma el champagne de un fondo
blanco rapido.
-Queres mas?- Le pregunta Ramon
-No, gracias... quiere que empezemos?
-Bueno, como vos quieras... Trajiste lo que te pedi, no?
-Si, por suspuesto.
Analia se va desvistiendo, saca el tapado y el jean para quedarse con la ropa de trabajo que la caracterizaba. Remera blanca ajustada a sus noventa centimetros de
pechos y la calza azul bien enmaracada a su preponderante trasero.
-Asi, asi... asi te queria ver!! Ramon se va acostando en el sillon del living central para disfrutar del espectaculo.- Ahora veni dame un besito
-Ah, ah. Todavia no... me tengo que sacar esto...
-Veni que te lo rompo todo!!
Analia se toma unos segundos para pensar.
-Bueno... yo dejo que me rompa la ropa si me da la plata para comprarme otra...
-Como? pero esa ropa no te la dan en el trabajo?
-La primera si, la segunda tegno que comprarla en la textil a precio rebajado...
-Bueno... despues te la doy!
-No, tiene que ser ahora para asegurarme
-Pero no voy a cagarte.
-Cuentas claras conserva la amistad...
- Tenes razon... a ver, debo tener algo en al billetera...- Ramon se dirige a la mesa y saca trescientos pesos de su billetera.- Te alcanza con esto?
-Si, con esto me alcanza...
-Ahora si, veni que te libero de tu ropa vieja... Date vuelta.
Mientras Analia se da vuelta para que Ramon rompiera su calza, ella observa que este señor se mostraba demasiado exitado. Con tanta desesperacion y exaltacion
que mostraba por medio de sus manos al intentar romper la calza, el corazon le estaba avisando que las cosas no estaban del todo bien.
Finalmente rompe la calza y llega a ver los gluteos de la promotora. Al ver semejante belleza de cuerpo, el corazon dejó de latir. Ramon se comienza a agarrar el
pecho tratando de frenar el infarto. Le faltaba el aire, se quedaba sin voz y casi sin reaccion. Analia espera que Ramon la tocase sin ver lo que pasaba. Ramon cae al
piso por consecuencia de la descompensacion. Analia se da vuelta y lo ve en el suelo. Lejos de intentar reanimarlo, busca el jean para ponerselo sobre su calza rota.
Toma su billetera y saca sus dolares, sus pesos y un par de tarjetas de credito. Ramon hace gestos con sus manos intentando detenerla desde su lugar, Analia lo
despide con un beso y se va.
Al bajar del ascensor, piensa en todos lo veteranos que querian tener sexo con ellos, pero ninguno pudo. Al verla casi desnuda, la mayoria se desompensa o se muere.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com