... Si ella me lo pidiera

Por HectorDavid
Enviado el 18/10/2015, clasificado en Adultos / eróticos
5264 visitas

Marcar como favorito

Mi dulce y querida esposa

tiene un cuerpo excepcional

del que no me cabe duda

os gustaría disfrutar.

 

Sus pechos firmes y erguidos,

su cuerpo bien torneado

y el culito respingón

con glúteos bien levantados.

 

Con faldas y vestiditos

le queda tan bien marcado

que solo puedes pensar

en poder meterle mano.

 

Y cuando se pone mallas

ya os podéis imaginar

como queda de marcada

por delante y por detrás

 

Su culito se destaca

duro y firme sin igual

y por delante se marca

toda su "feminidad".

 

Con esta definición

muy bien podéis suponer

que tantos hombres deseen

poseer a mi mujer.

 

Es de cabellera rubia,

con una cara preciosa,

una mujer de bandera,

es una auténtica Diosa.

 

Pienso que merecería

disfrutar con quien quisiera

y que no le pondría pegas

si algún día me lo pidiera.

 

Es tan bella y tan divina

que merecería tener

todos aquellos amantes

que quisiera conocer.

 

Y es tanto lo que la amo

que la dejaría gozar

con cuantos hombres quisiera

con completa libertad.

 

La imagino entre "sus chicos"

voluptuosa y sensual,

completamente desnuda

dejándose acariciar.

 

Dos besuqueando sus pechos,

otro comiendo su boca

y otro, con su dulce lengua,

acariciando su sexo

casi hasta volverla loca.

 

Y a ella tocando sus pollas,

pajéandolas excitada,

para luego abrir sus piernas

y que todos la montaran.

 

Es una hembra tan divina,

tan bella y tan bien formada

que por los tíos más buenorros

debiera ser adorada.

 

Mimada y acariciada

por los machos que eligiera

y notar en sus entrañas

deslizarse y descargar,

en abundantes corridas,

las más poderosas vergas.

 

¡Todo ello merecería

mi Diosa si lo quisiera!

 

Y aunque es solo una ficción

lo que acabo de contar,

mi dulce y querida Diosa

merece tanto placer

que si ella lo deseara

con los hombres que quisiera

la dejaría gozar.

 

Y hasta tal punto lo pienso,

que de darse la ocasión,

si los chicos le gustaran

yo mismo la animaría

para que fuese con ellos

sin ninguna inhibición.

 

Le diría que no dejara

pasar la oportunidad

y bajaría sus braguitas

para así excitarla más.

 

Y le diría susurrando

para darle "un empujón":

 

"¡La vida son cuatro días,

no tengas duda mi amor,

ve con ellos si te gustan

y entrégate sin reparos

a los gozos del amor"!

 

"Déjate acariciar toda,

exprímeles bien las vergas

y déjate penetrar

por cuantos hombres tú quieras!

 

Y aunque esto no ha sucedido

ni nunca (?) sucederá

amo tanto a esa mujer

que si ella lo deseara

con los hombres que quisiera,

ya fueran solos o en grupo,

le permitiría gozar

e incluso con todos ellos

podría participar

¡por ver como se la meten

y cuanto placer le dan!

 

Y ahora por favor, decidme

con toda sinceridad

¿si adoráis a vuestra esposa

y ansiáis su felicidad

y si acaso ella os pidiera

con tres amigos estar

de verdad le negaríais

poder con ellos gozar?

 

¡Amadlas, sed cariñosos,

no la privéis del placer

de gozar aunque sea un día

con dos hombres a la vez,

tal como yo pienso hacerlo

si lo pide mi mujer!

 

...uy, si me lo pidiera...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao