Interludio

Por Solaris
Enviado el 10/11/2015, clasificado en Poesía
301 visitas

Marcar como favorito

 

Vuelvo a volar sobre nosotros,

tomando la mano de tus silencios,

esos que barrían las asperezas en los días mojados.

Tanto que nos regalaban el milagro de  salvarnos

eternamente otra vez, justo en el instante final.

 

Paseando sin prisas por los rosales de tu pecho,

entonces envuelto en jazmines que eran algo tuyo,

para sentir que sólo nosotros conocíamos

el secreto que nos hacia libres.

 

A veces confundía nuestra piel

de tantos suspiros contenidos

en la puerta del azul de tu mirada,

encallando tantas noches en ti.

 

Eran tiempo sin nubes de dolor,

colmados de la miel de nuestro aliento

para no terminar en la deriva de la muerte;

asfalto del sentimiento.

 

Campanas rotas lo anunciaron,

mientras yo seguía  acurrucado

en la infinita calma de tus senos;

tormentas de piedra abrieron sus puertas.

 

 

Porque se apagó la luz de tus ventanas,

faros de nuestra dicha

que burlaba ese valle de soledad,

el mismo que olvidamos tanto atrás

en el álbum de luz que guardas.

 

Desierto está el banco de nuestros reencuentros;

la calle florida de nuestros abrazos;

como gotas de ti,

y es que sigo meciéndome en tu recuerdo,

igual que al oír tu nombre me falta tu aire.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com