ANA Y DANIEL (VERSIÓN IV)

Por LIZ
Enviado el 18/11/2015, clasificado en Adultos / eróticos
3079 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Gabriel, tenía exactamente la misma edad que Daniel era quince segundos menor que Daniel y parece que esos segundos fueron definitivos.

Conocí a Gabriel hace  años Lidia la hermana de estos gemelos, es una de mis mejores amigas, cursamos la carrera juntas. Gabriel, era cálido, dulce y muy  decidido, hicimos click enseguida, comenzamos a salir y en cuestión de meses ya era demasiado formal el asunto.

Lidia cumplía años haría una pequeña fiesta en su nueva casa, yo llegaría sola pues Gabriel estaba atorado en la oficina y llegaría más tarde.

Toque el timbre apenas con la yema  de mi dedo índice, traía unas botellas de vino, algunas viandas y el regalo de mi amiga en las manos ,más el bolso y el celular que no paraba de sonar, mi respiración se cortó, cuando una mano lo retiro de mi mejilla y tomo la bolsa de las viandas con toda naturalidad ,era un hombre alto, moreno, con los ojos y nariz más bellos que jamás había visto, eso pensaba mientras veía que era exactamente igual al hombre con el que me acostaba todas las noches, era Daniel que acababa de regresar de Guatemala y le daba una sorpresa a sus hermanos.

-Déjame ayudarte  son demasiadas cosas para tan  hermosas manos- Tomo todo lo que traía en las manos y se los echo al pecho con una mano y me cojio de la mano para hacerme entrar.

-Ves te lo dije son igualitos-Dijo Lidia asomada desde la cocina.

Yo estaba sin habla,si Gabriel me encantaba,Daniel me enloquecio!.

-Un trago Ana?-Pregunto

-Claro gra…gracias….-Mi voz era estúpida.

Se sentó a mi lado ofreciendo un poco del vino  y comenzó a interrogarme, a preguntar por cómo estaba con su hermano ,por mi relación con él y despues  sobre sus viajes y experiencias ,como si fuéramos unos viejos conocidos, el nervio se me pasaba, aún que esa excitación que me provocaba no se iba del todo ,no le tome importancia hasta que le di mi copa para que la llenara nueva mente, nuestras manos se rosaron lentamente y una carga de electricidad se sintió, la piel morena de sus manos y la blanca de mis dedos se fundieron por un segundo, y  mi estómago se anudo.

-Ana!!!-Grita Lidia desde el jardín

-Nena me llamo Gabriel que te está llamando al celular y no contestas, bueno que llegara  hasta más tarde o tal vez solo a recogerte ya que esta mega atorado en la oficina con un caso o algo asi, que le avises si pasa por ti o te vas o te quedas a dormir, le dije que claro que te quedas y que él llegue.

-Vale guapa, está bien, gracias- Dije aun con la mente en las nueves.

-Gabo no llegara?, que mal yo le quería ver-Dijo Daniel 

Ella sale nuevamente a  atender a sus invitados y aponer música, Daniel va hacia a mí y me deja la copa de vino y se disculpa ya muy serio y sale detrás de su hermana.

Voy a divertirme , pasadas las tres de la madrugada,despedimos a los últimos invitados y ella sube a su habitación para dormir, Daniel se ha quedado en la habitación de visitas y yo en el estudio, insiste en quedarse el en el estudio y mandarme a mí a la habitación de huéspedes, no lo logra muy a su pesar.

Voy a la alcoba enciendo el televisor con el sonido muy bajo y me acomodo en el sillón rojo ya con las mantas preparadas para dormir, mi celular suena es Gabriel.

-Nena que tan ebria te han dejado mis hermanos?-Dice de forma alegre.

-Solo un poco ya sabes que no bebo mucho, donde estas mi cielo? ya es muy tarde.

-Llegue a casa está bien si voy por ti mañana?

-Claro,te amo Gabo, besos.

Me acurruco Y caigo en un profundo sueño casi de inmediato.

En mi mente están estas manos,esa voz y la sonrisa perfecta……Unas manos se deslizan por mi espalda lentamente, la tibieza de otro cuerpo se hace presente en mi espalda, las manos acarician mis muslos, y un espasmo se siente entre mis piernas, sentía un miembro erecto y muy duro rosando en mis nalgas, las manos llegaron a mis senos y se prensaron en ellos, masajeándolos haciendo que la piel se me erizara. La respiración  daba a mi nuca y la lengua comenzaba a jugar por mi cuello, los latidos de mi corazón aumentaron, y mi cuerpo se arqueo instintivamente levantando un poco mi trasero, que se pegó más al pene erecto, las manos bajaron hasta el elástico de mi pijama y lo bajo lento acariciando mis nalgas en el proceso ,me levante un poco para que se le facilitara bajarlo por completo, al llegar a mis pies solo los empuje para que cayeran a la alfombra ,toma mi trasero y lo acomoda nuevamente, su pene estaba en medio de mis muslos, elevo un poco más mi culo, y busco la entrada de mi rajita que ya estaba dilatada y húmeda, sus yemas solo rozaron la entrada ,invade lentamente mi cuerpo, el glande entra lento y luego continua con todo su miembro rígido y palpitante .Me penetro lentamente.

Mis ojos se abrieron, no era un sueño húmedo, no era una fantasía sexuel,Gabriel había llegado después de todo y me había despertado entrando en mi cuerpo somnoliento y cansado.

-Mi cielo te extrañe!-dije estirando un brazo para obligarlo a entrar más en mí.

-Mi cielo?,wow ese apodo me gusta…

Pero no es Gabriel.

 DANIEL

Mi cuerpo se estremece, Daniel no me deja reaccionar embiste con fuerza contra mi cuerpo haciéndome gemir de placer, quita las mantas y mueve mi cuerpo para que me ponga boca abajo, sube mis caderas y abre mis nalgas para poder penetrar aún más.

-Ahhhhhh!!!-No pares por favor, sigue!!!!-Digo y elevo mi trasero  más.

-Voy a salir quiero que gires y verte mientras entro en ti-Sale me da la vuelta

Abre mis piernas y entra nuevamente moviéndose lentamente, sube mi blusa para quitarla y deja mis pechos desnudos.

-Eres más bella de lo que imagine-dice y se sienta en la orilla del sillón para que sea yo quien lo monte desde esa posición.

Lo hago le enredo mis piernas  en sus caderas y su pene entra nuevamente, muevo mis caderas dándome placer a mi ritmo, acelero el ritmo para que él también lo disfrute y me para en seco.

-No, no te muevas así quiero que tu disfrutes, no quiero que me hagas correr, solo disfruta nena anda- y me toma por el cabello y planta un beso, arrebatador.

Su lengua guerrea con la mía y mis brazos se enredan en su torso desnudo, el beso hace que me hierva la sangre, y los movimientos se apresuran, mi cuerpo va a explotar.

-Venga regálame un orgasmo hermosura, dale….-Dice sosteniendo mis nalgas al levantarse.

-Oh Dios!!!!!Ahhhh!!!!-Mi cuerpo enloquece por completo, me pierdo, hay un zumbido en mi oído y la tensión baja.

Nos recostamos en el sillón rojo, abrazados sin decir una palabra, él juega con mi cabello…

-Y ahora que pasara Daniel??-Pregunto

-Mmmm que pasara?justo ahora buscar otro orgasmo  tus ojos verdes se ven preciosos cuando te corres, quiero verlos nuevamente….

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com