Un beso y nada más (Fantasías Bajo La Luna Llena)

Por Arledk
Enviado el 18/11/2015, clasificado en Amor / Románticos
814 visitas

Marcar como favorito

El sol por ocultarse, los faros de las calles comenzaban a iluminarse, el viento golpeaba sus mejillas algo sonrojadas, su cabello suelto, apenas sujetado por un broche en un lado, descansaba libre sobre sus hombros. No podía apartar la vista de sus ojos, de su mirada.

Ella, se había convertido en mi ilusión, inevitable no sonreír a su lado. La quería es verdad, su corazón latía fuerte cuando su piel rozaba con la suya. Hacia aflorar lo mejor.

Y ahora, solos, el sol ya casi se ha ocultado, el ruido de la ciudad los devolvía a la realidad, sin dejarlo soñar. Tomo su mano, y camino con ella, tal vez algo insegura. No hay colas, ella espera en un lado, volteo a verla, ella sonrió. El corazón le sigue latiendo como antes, presuroso y emocionado por ella.

Camino lentamente, extiendo la mano y dejo en las suyas dos boletos, un escalofrió de arriba abajo al sentir sus dedos acariciar los suyos. Entraron lentamente, charlando y tonteando, riendo sin saber por qué. Ella, tal vez dudosa, y él, simplemente emocionado.

La sala apenas iluminada por pequeños faros a los lados, una luz tenue naranja desborda de ellos, dándole a aquel lugar un ambiente agradable. Ella, presurosa, busco los asientos. Lo encontraron, él se pone de lado y la deja para a ella primero. Deja sus cosas bajo la butaca, él hace lo mismo. La pantalla del cine aún sigue a oscuras. Un silencio deja un vacío entre ambos.

La proyección ha comenzado, vagamente charlan de muchas cosas, ella habla, y el disfrutar oírla. Sin darse cuenta, sus manos unidas, descansaban entrelazadas sobre su regazo. Era una película de terror, tontamente él sonríe al recordar lo hilarante de la situación.

Era el clásico romántico, ella y el, solos en una sala de cine, sus manos aferradas una de otra. Fueron 120 minutos, a su lado. Tonteando, sintiéndola cerca, podía escuchar su respiración, su piel suave y delicada jugar con sus dedos. Podía sentir como su mano buscaba la suya en la oscuridad.

Él no podía evitarlo, solo ansiaba estar con ella, quedarse ahí, tomando su mano. Observando sus ojos encantadores, aquellos que cada día buscaba a los lejos cada mañana. Le encantaba su sonrisa, era hermosa. Era ella, y nada más. Era lo único que él necesitaba. Cerraba los ojos y sentía volar.

Perdió la noción del tiempo, cuanto había pasado, no le importaba. Sabía que estaba con ella, y era lo necesitaba saber. Fuertes gritos hicieron que sus sueños se esfumasen. Volteo a verla, ella yacía inclinaba hacia un lado, sus mejillas sonrojadas, sus ojos cerrados. Observo sus labios, cerró los ojos y deposito un beso en los suyos. No se apartó, ni tampoco él. Ella negó con la cabeza, pero él volvió a buscar sus labios. Otro beso, ella no se movió. Su corazón paso de latir presuroso por la emoción, ha preocupado por la incertidumbre. Él decidió apartarse, resignado. Pero cuando lo iba a hacer, sintió sus labios tocar los suyos, se quedó quieto. No supo que hacer, sentir emoción. Deseos de poder abrazarla y tenerla cerca, acostaba sobre su pecho.

Y entonces volvió a sentir sus labios sobre los suyos. Él la beso tiernamente, cada beso iba acompañado de todas sus emociones. La sentía respirar algo agitada, su cuerpo se estremecía. Y el suyo también. Como no enamorarse de ella, de sus labios, de sus ojos, de su sonrisa, de su cabello, como quererla completamente, si cada vez que la veía llegar, una sonrisa se dibujaba en su rostro. No importaba que tan cansado este, o tan ocupado ni atareado. Cuando ella estaba a su lado, solo le importaba sonreír con ella.

Esos labios, tan suaves y delicados, sobre los suyos… Él deposito un beso con toda sus emocionas depositabas en él, y ella, lo recibió. Se quedaron quietos un momento, sin saber qué hacer. El nervioso, no sabía qué hacer, no quería apartarse de ella, ni dejar de ver su sonrisa. El corazón le latía a mil. Cerro los ojos, bajo la cabeza un poco. Y entonces, un beso. El último, un beso tierno y suave, uno que apenas pudo percibir, acompañado de una sonrisa, de esa sonrisa que tanto le gustaba…

 

Si te gusto, apoyame leyendo mas de mi. Os invito a leer mas de Fantasias Bajo La Luna Llena, Os gustara.
http://www.cortorelatos.com/autor/1134/arledk/ 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com