EL MERCENARIO(primera parte)

Por Benjamin.J.Green
Enviado el 12/03/2013, clasificado en Varios / otros
332 visitas

Marcar como favorito

Hace algun tiempo que vuelven a acosarme,los rostros de los muertos en mis sueños.

Pensaba que nunco mas veria esas caras y que esa epoca de mi vida,habia quedado

sepultada en algun rincon de mi conciencia,bajo litros de alcool y kilos de pastillas.

He decidido contar mi historia,pensando quizas en una especie de confesion salvadora,

aunque no exista ya el perdon para mi.

Habiendo cumplido con mi servicio militar,me enrole en una agencia de mercenarios,

para ir a africa central en calidad de asesores militares.

Se suponia a impedir que los malos ganaran,que inocente,yo que veia la guerra

como los escritores la ven,heroica,honorable,donde los lazos con tus compañeros

se estrechaban y los pobres al final se salvaban.Nada mas lejos de la verdad.

Pronto mi ingenua vision de la guerra iba a tener que dejar paso a la cruda realida,

No eramos mas que asesinos a sueldo,muy bien pagados.

Una cosa es entablar batalla contra hombres armados y otra muy distinta,ir pueblo 

por pueblo para echar a sus habitantes y habia mas de lo segundo que de lo primero.

Y cuando habia batalla,era contra hombres mal equipados y peor asesorados,

enfermos de hambre y de pobreza,que solo empuñaban las armas,para que al morir

les quedara la ilusion de hacerlo como guerreros.

Una vez muertos se ahoraban el sufrimiento de ver sus mujeres y hijos violados y

masacrados a machetazos.

Era horrible lo que las tropas que nos acompañaban hacian a esas pobres gentes,

solo por haber nacido en el otro lado del rio.

Esas imagenes me hicieron renegar de la raza humana.

Asqueado tome la decision de dejar mi unida y empezar una nueva vida en una

empresa de segurida de mogadisio.Habia conocido a una mujer y tenia pensado

sentar la cabeza,asi que despues de un corto noviazgo,me case.

La situacion del pais era estable,tenia una bonita casa en una aldeita de las

afueras,el sueldo era bueno,era hora de tener hijos,a los dos años teniamos

dos niñas preciosas.

Todo iba de fabula,Sahel(mi mujer),las niñas y yo eramos una familia muy feliz,no

podia pedir nada mas.Cuando a mediados del mes de enero de 1983,un mes despues 

del segundo cumpleaños de mi hija mayor.

Un capitan de la armada,vino a avisarnos,que se habian detectado unas partidas

de rebeldes, un poco mas al norte y pedia a los vecinos,que estuvieran alerta y

armados,por si a caso.

El capitan me conocia de mi paso por su ejercito,me comento que lo mejor

seria enviar a las mujeres y los niños a la guarnicion de la cuidad.

Seria la ultima vez que veria a mi familia,solo que yo aun no lo sabia.

No eramos mas que una docena de hombres y nos dispusimos a pasar la

noche alertas.

Por suerte o por desgracia no paso nada y al dia siguiente,vimos que venia

hacia aqui un gran grupo de hombres armados,que para nuestro alivio

era un destacamento de soldados,que venian a protegernos.

Despes del mediodia,aparecio un hombre a caballo para informarnos

que habian atacado unos autobuses de civiles y que los habian

matado a todos.

Con el corazon en un puño salimos hacia el lugar de los hechos,lo que nos

aguardaba era horrible,habian matado a mujeres,niños,ancianos a machetazos

y despues los habian quemado,rociandolos con gasolina.

En uno de los montones,vi el rostro de mi hija pequeña,sin pestañas ni parpados

Como con una pregunta en los ojos.

Me lleve a mi familia a casa y las enterre al lado de una pequeña colina.

Para que en el verano les diera un poco el sol.

No esta lejos del aroyo que pasa delante de nuestra casa.

Entonces me volvi loco,cogi mis armas un par de caballos y fui detras de los

que habian hecho aquello.

(CONTINUARA)


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com