Amor trágico

Por Nadja
Enviado el 23/11/2015, clasificado en Drama
584 visitas

Marcar como favorito

- Ojalá bajaras del cielo y me abrazaras - me dije, con lágrimas en los ojos. Mis manos temblorosas agarraban el collar que me regalaste aquel día de navidad del año 2012. Me lo llevé al pecho y lloré más fuerte todavía, el día me acompañaba en mi llanto ya que estaba lloviendo tan apasionadamente que me la imaginé a ella haciendo que lloviera para mí. Pero ella no está, se marchó para nunca regresar, se durmió para siempre. Quizá yo debería ir con ella, pero no me veo lo suficientemente valiente como para eso. Salí de casa y me adentré en la lluvia, notaba cada gota resbalando por mi cara, el frío de ellas. Mis manos se pusieron en forma de algo parecido a un cuenco, con el collar enredado en la muñeca derecha, y esperé a que los cielos llenaran mis manos. Estaba helada, pero, por el contrario, mis ojos ardían como si fueran dos volcanes en plena erupción, por lo que llevé mis manos llenas de la poca agua helada que pude recoger a mi cara, ahogando un llanto duro y profundo. "Te quiero" pensé, lo susurré y lo grité. Aunque hace ya un mes de que ocurrió todo no puedo creerlo, hay días que la sigo mandando mensajes, mensajes que nunca son respondidos, palabras que ya no son escuchadas, gritos ahogados en una almohada... una vida totalmente destrozada. Sentí un gran dolor en el pecho y en cuestión de segundos me quedé sin respiración, todo se volvió negro y perdí esa fuerza que hacía que me mantuviera en pie. Fue entonces cuando me encontraba en otro lugar, el sol lucía y ya se habían ido esas nubes negras que hacían que el cielo llorara. Estaba en el lugar de la muerte de Uzuki, en la carretera por donde siempre íbamos hacia el instituto. Sabía lo que iba a pasar, pero no lo detuve, por segunda vez dejé pasar lo mismo, Uzuki cruzó, se tropezó y cayó por culpa de un balón, no se levantó a tiempo y cuando yo grité su nombre un camión yacía encima de su cuerpecito, sin vida. Corrí hasta el lugar y, cerrándola los ojos, la di un beso tan apasionado que sentí toda su sangre por mi boca y ni siquiera me importaba. "Ojalá estuvieras despierta, mi vida, y poder decirte todo lo que sentía por ti".


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com