Naya Parte II

Por Ontanaya
Enviado el 25/11/2015, clasificado en Ciencia ficción
519 visitas

Marcar como favorito

Naya se desplomó seguidamente en el suelo. Su cuerpo se movía y contorsionaba como su sufriese un grave ataque epiléptico.

Sus gritos de dolor ya no los podía acallar.


De repente, notó como si sus huesos se empezaran a fracturar. El dolor era tan horrible doloroso que perdió la conciencia.


El caso es, que no sabía como pero al abrir los ojos, se encontraba acostada en la cama de sus padres con los cojines esparcidos por todo el dormitorio y destrozados.

¿Qué había pasado?

Se sentía mareada. Confusa.

¿Cómo había acabado en la cama de sus padres? No recordaba haber llegado hasta la habitación. En realidad, no recordaba nada tras salir de la bañera e ir a llamar a Mateo.


Se levantó despacio de la cama. 

Tenía la boca seca. Necesitaba agua.


Pero primero tenía que ir al baño.

Al llegar a él éste tenía un fuerte olor a orina y al segundo descubrió que ese olor procedía de la bañera. Que pese a tener el tapón quitado, aún contenía un pequeño charco de orina alrededor del sumidero.


¿Había sido ella?¿Cuándo? 

Joder, pensó.


Hizo pis y se fue al lavabo para lavarse la cara. Parecía estar bien. Sólo un poco cansada. Sus ojeras seguían siendo latentes.

El agua fría en su rostro, pareció despertarla y también despejarla pero seguía con la mente en blanco.


Para ir a la cocina, debía atravesar el salón que para su sorpresa estaba todo, es decir,  ABSOLUTAMENTE TODO, patas arriba. Todo estaba revuelto, tirado por los suelos y los cojines destrozados. Eso por no hablar de los sofás. Parecía que algún animal se hubiera ensañado con ellos.


En realidad, toda la casa parecía haber sido arrasada por un animal rabioso. Pero allí sólo estaba ella. La puerta seguía con la llave puesta. Así pues, todo aquél destrozo debió haberlo provocado ella. Pero, ¿cómo? No se acordaba.



Fue a la cocina a por ese vaso de agua que tanto necesitaba y no se sorprendió ya mucho al ver que también estaba destrozado.

 

 

Gracias por leerlo! Espero que les haya gustado.

También podéis leer éste y otros relatos en mi blog: Enmimundoperdida.blogspot.com.es

Un saludo,

Ontanaya


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com