Querida Larisa.

Por oniriainsomnia
Enviado el 30/11/2015, clasificado en Amor / Románticos
379 visitas

Marcar como favorito

Me resulto extraño al llegar a casa el encontrar esta serie de palabras bajo mi puerta, digo, después de todo lo único que siempre encuentro son cobros y uno que otro menú promocional. En un principio no sabía quién eras, incluso creí que el correo en una magnifica coincidencia de nombre y calle hubiese confundido las entregas, pero al comenzar a leer comprendí de quien era la carta. 

Te he de confesar que me dio un poco de desconfianza el que supieras donde vivo, después me tranquilice un poco y continúe leyendo lo que tenias para decirme. Quiero que sepas que comprendo perfectamente tus miedos y dudas al dar un paso tan grande con aquella persona que me oculto hasta este momento. Per también se que todas las decisiones que tomemos en ente vida deben ser sin una influencia externa. Así que intentare ser lo más objetiva posible al dar respuesta a tus preguntas. 

Es verdad que salimos durante 6 años, también es verdad que fui yo quien lo dejo y la razón que él te expresa no es la real, pero algo tiene de cierta. Él y yo nos conocimos muy jóvenes y como todo, cambiamos durante ese tiempo. El se hizo más extraño para mí, y yo no fui quien él esperaba. Nos amamos demasiado, eso es verdad, no puedo hablar por el pero te puedo decir que no me arrepiento de todas las palabras de amor que le dije durante ese tiempo. Lo ame mucho, lo ame hasta que dolió. Pero como sabes dolió demasiado. No puedo asegurarte que lo que nos paso te pase a ti, pero es verdad que salió con todas esas personas que me enumeras mientras aun seguíamos juntos; no fue solo su culpa, también fue mía por no salir a tiempo de ese abismo.  

No puedo decirte la razón exacta de porque me retire de este juego, pero debes de saber que siempre podemos decir basta. Nuestra última conversación fue el 20 de agosto de 2008. Hace más de 7 años que no hablamos, y hace más de 5 años que no pensaba tanto en él como el día de hoy. No me mal entiendas no es que le odie o lo maldiga, simplemente nuestra separación la hicimos lo más dolorosa posible que mancho de melancolía y amargura los recuerdos que quedaron. 

Querida Larisa, por mi parte puedes estar tranquila que jamás en mi vida pisaría de nuevo esos países que construimos juntos. Me siento agradecida de que el guarde tan profundamente mi recuerdo, y que aun tenga con el aquellas pertenencias que fueron suvenires de una decepción; pero lamentablemente el sentimiento no es mutuo. Yo salí de él para poder sacarlo de mí y así lo hice. Finalmente quiero que sepas que así como lo ame, así sufrí, sufrí más que con cualquier persona en esta tierra hasta ahora. No es el cuento blanco con final hacia el atardecer que él te intento mostrar pero tampoco fue el final rojo y con lagrimas hasta el final que yo te puedo mencionar.

Tú debes de tomar tus propias decisiones, querida, por ello te puede parecer algo confusa mi carta, pero te respondo para que sepas que tengo una vida grandiosa, un gran empleo y un excelente esposo que amo con todo mí ser y que así ha sido desde hace ya 6 años. Él sabe que estoy con él y sabe que jamás lo he buscado desde entonces. 

No tengo deseos para ustedes, porque en realidad no necesitan nada mío. Debes estar feliz o triste sin necesidad de que te den motivos para reafirmar esos sentimientos. De igual manera con tus decisiones. Debes aceptarlo si así lo quieres o rechazarlo si tienes dudas. Pero por favor no me uses como una excusa para ello.

 

Atentamente: Aurora G.C. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com