Viaje a las montañas 2

Por Perita Verde
Enviado el 09/12/2015, clasificado en Adultos / eróticos
6191 visitas

Marcar como favorito

 

Le sacó la camiseta  y tocó su espalda, fue tocando cada trocito de su piel, quería explorar, quería saborear y deleitarse de toda ella. Bajó con sus labios hasta su pecho, eran dos pechitos maravillosos, ni en sus sueños eran tan bonitos, las besó y se sació en sus pezones mordisqueando y apretando suave, viendo que su prima se retorcía hizo  hincapié en ellos, volviendo una y otra vez a repetir la acción.
Siguió su camino barriga abajo, le bajó los pantalones y le sacó la bragas, no antes oliendo su aroma. Le separó sus piernas y vi un monte de Venus hermoso, muy bien depilado. No pudo contenerse y pasó su lengua por su vagina , ella saltó, se puso a temblar, temblores incontrolables, con algún que  otro quejido. Volvió  a pasar su lengua, esta vez se paró en su clítoris, ella  se revolvía, el metió un dedo en su vagina, se dio cuenta que a su vez que estaba húmeda, estaba muy cerrada. Volvió a sus labios, lo hizo para relajarla, quería que supiera que no le iba a hacer daño.
Cogió su pene y lo situó en la entrada de la vagina, fue metiendo centímetro a centímetro despacio, mientras sus labios llenos de amor la amaban, con una mano acariciaba su pelo y con la otra tocaba su clítoris para que sintiera placer y así continuara húmeda, ella tuvo su primer orgasmo, unas lágrimas salieron de sus ojos y él secó con sus besos.
Ya tenía todo su pene dentro, esperó un poco hasta que ella se fuera acostumbrando, empezó a bombear despacio, y fue subiendo la velocidad hasta que solo en la montaña se oyó a aquellas dos criaturas salvajes cabalgar hacia el amor, la pasión y el deseo.
Llegó el séptimo día.
- Mama tenemos que hablar.
- Pero Manuel que te ha pasado en la montaña  que vienes tan atormentado.
- No me voy a casar con Luz.
- Comooo.
- Ya me has oído.
- He dado, digo  mejor, haz dado tu palabra y tendrás que hacerlo, es el mejor chollo  de tu vida y no puedes ahora echarlo por la borda y todo por esa mujerzuela de tu prima, que creen, que no me he dado cuenta como se miraban, aparte entre ustedes no puede haber nada, así que mejor ella se vuelve a Roma y tú sigues con tu vida.
- Mama, no me vas hacer cambiar de opinión.
- Qué es lo que  no has entendido, entre Carmen y tú no puede haber nada, no me tires de la lengua ya que les haría mucho daño.
- Mama, la que no entiendes eres tú, Carmen  y yo estamos enamorados.
- CARMEN ES TU HERMANA.

Señora, señora, despierte que ya ha llegado a Madrid.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao