Coquita (2)

Por Andres Son
Enviado el 11/12/2015, clasificado en Intriga / suspense
278 visitas

Marcar como favorito

Habían comenzado a caer las primeras gotas de lo que prometía ser una gran tormenta. Coquita se encontraba limpiando las mesas del prácticamente vacío restaurant, mientras miraba de reojo como la lluvia comenzaba a caer en la calle.

De pronto al local entro un extraño hombre, inspecciono en silencio el local por unos momentos y luego se sentó en una pequeña mesa individual que se encontraba en una esquina. Coquita lo observo y lo reconoció como un cliente habitual, aunque solía venir siempre de mañana y le pareció extraño verlo a esta hora por la tarde.

-Hola.- dijo con una gran sonrisa Coquita al hombre, quien apenas la miro muy seriamente -¿Puedo ofrecerte…?

-Un café.- dijo el hombre interrumpiéndola y de forma bastante autoritaria.

Coquita suspiro y se alejó de él para buscar su pedido.

Habían pasado ya dos horas, y lo peor de la tormenta había pasado. El restaurant estaba prácticamente vacío, excepto por el extraño hombre que aún seguía sentado en aquel apartado rincón. La hora de cerrar se acercaba, y Coquita ya había dado todas las indirectas posibles de que era hora de irse, finalmente al ver que no tenía respuestas, decidió emplear una acción más directa.

-Es tarde, estamos por cerrar.- dijo Coquita suavemente al hombre, este la miro con una expresión seria y sin emociones.

Finalmente el hombre se paró muy lentamente, arrojo unos billetes en la mesa y salió del lugar, mientras Coquita lo miraba desde el otro lado del lugar.

Coquita, una vez que finalmente logro quedarse sola en el lugar, se apresuró a limpiar lo último que le quedaba, apagar las luces y cerrar el lugar, había sido un largo día y no veía la hora de llegar a su casa.

Ya había oscurecido cuando Coquita logro terminar finalmente con todas sus labores del local. Cerro la puerta y se alejó caminando del local, aunque solo llego a hacer unos metros, cuando de pronto sintió como alguien rozaba su hombro, ella se dio vuelta y se sobresaltó al ver al mismo hombre que había estado por la tarde sentado en el restaurant provocando que cayera sentada al piso.

-Por dios hombre, no puede andar asustando así en la noche, me va a matar de un paro al corazón.- dijo Coquita, comenzando a levantarse del suelo, y todavía algo sobresaltada.

-Perdón.- dijo el hombre, mientras estiraba su brazo hacia ella para ayudarla a levantarse.

-¿Pasa algo?- pregunto finalmente Coquita al ver que el hombre se había quedado parado allí en silencio.

-Creo que me olvide las llaves en el local.

-No, no creo, limpie todo el lugar y definitivamente no había nada, lo siento, las debe haber perdido en otro lugar.

-Sí, las perdí ahí adentro, solo me va a tomar un minuto fijarme.

-Perdón, pero no, ya cerramos, si quiere puede pasar mañana por la mañana.- dijo Coquita mientras intentaba alejarse de aquel hombre, el cual a esta altura estaba comenzando a tenerle miedo.

-No puedo esperar.- dijo el hombre, mientras tomo con fuerza el brazo de Coquita, esta lo miro asustada, y antes de que pudiera gritar, o hacer cualquier cosa, el hombre, con su otra mano, le mostro un arma, la cual movió hasta oprimir las costillas de Coquita.

-Por favor, por favor.- rogo Coquita con lágrimas en los ojos.

El hombre la obligo a moverse hasta dentro del local, donde finalmente la arrojo sobre una silla, y le apunto con el arma.

-Por favor no tiene que hacer esto, solo tome el dinero y vallase, le prometo que no voy a decir nada.- dijo Coquita entre lágrimas, y con las manos abiertas hacia el hombre.

-Lo siento.- dijo muy por lo bajo el hombre, más para el mismo que para Coquita.

Se escucharon dos estruendo del arma, e inmediatamente después, un cuerpo muerto cayendo al suelo. El hombre, Johannesburgo, salió del local velozmente para perderse en la noche, finalmente había terminado su trabajo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com