LA VIGILIA ETERNA

Por HectorHil
Enviado el 26/01/2016, clasificado en Poesía
287 visitas

Marcar como favorito

La vigilia eterna.

 

Todos en vigilia: La luz de estrella se guarda en mi recuerdo, y descubro sorprendido, que no hay nada en la vida que me alegre, solo yo mismo. Como si un buen día esa la luz de estrella haya brillado dentro mío. 

No duermo, ni pienso en dormir, y veo lo que no puedo ver, y descubro sorprendido que es la nada, y la nada siempre estuvo allí. Como si durmiera en un sueño negro con cantos de silencio. 

El viento me esta desempolvando, y mientras trato de escuchar su voz de grácil sinfonía veo los sueños morando el cielo, y descubro sorprendido que no puedo soñarlos ni tocarlos. Como si fuera el narrador de tristes palabras jamás soñadas. 

 

Oh, mentor de dioses, puedo escuchar el lamento del universo cuando escucho el batir de tus alas. Me haz elegido luego de crear el azar, y no veo dados en tus manos. Hacedor de perenne quietud , contaras mis segundos con los huesos de tus manos. 

Oh, predecesor del día, tus heraldos nunca fueron vistos por mis ojos hasta este día, y  ahora debería bailar mi ultimo baile con recuerdos que olvide. Llego la noche y siento el sol en mi alma antes de amanecer. 

 

Todos en vigilia: Sé que hay en el agua de mar, y recuerdo las hormigas que cargaban hojas verdes. Mar que nunca duermes conspira con dios para que la soledad vuele de mis recuerdos simples que nunca serán tan claros como el verde de aquella hoja que nunca sople. 

Sé que el rugir de mis ojos llenara tu odio, pero no eres simple, eres audaz, ese audaz eterno que siempre es confundido con el que nos lleva al infierno. Mis ojos mueren a cada momento, y mi rugir es la mascara de mi temer a aquella muerte que me llevara para jamás volver. 

Oh triste paraje de un interminable destino, eres la estación en la que todos bajamos, y eres quien nos despierta de este largo sueño.  

Oh ángel de negro, tu rostro muestra el vacío de mis ancestros. Moja con tu agua mi fuego, e inhala los humos de mi férreo cuerpo. Y antes que bajes tu hoz déjame limpiarme el rastro de mi sollozo. 

 

Todos en vigilia: esta ennegreciendo, y las estrellas de esta noche se guardan en mi recuerdo. Y algún buen día brillaran de nuevo... 

 

Ahora estoy despierto de mi pesadilla, y viviré por siempre en vigilia.  

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com