Tus propios asuntos

Por aixiespilar
Enviado el 22/03/2013, clasificado en Varios / otros
872 visitas

Marcar como favorito

        Hay tres tipos de asuntos en nuestras vidas: los míos, los tuyos y los de Dios (entendiendo Dios, como universo, fuente, Ser o cualquier otro nombre que represente la energía superior )

Pasamos gran parte de nuestro tiempo inmersos en asuntos que no nos corresponden.

Por ejemplo si me preocupo por los terremotos, las guerras, el mas allá o el mas acá, estoy interfiriendo en los asuntos de DIOS, ya que son cosas que se escapan a mi capacidad de resolver asuntos.

Si por el contrario me sumerjo en lo que deberías hacer TU, o en como te iría mejor o el porque actúas o no actúas de tal o cual manera entonces estoy interviniendo en TUS asuntos, estoy ocupando mi vida en arreglar la tuya y ¿quien soy yo para creer que puedo mangonear en tus asuntos?¿como puedo saber lo que te conviene a ti, cuando ni siquiera he investigado que es lo que me convine a mi?

Y no lo he hecho porque estoy gastando todo mi tiempo y mi energía en solucionar tu vida, con lo cual la mía queda sin dirección y desprotegida.

Entonces¿quien se ocupa de mis asuntos? Si yo estoy ocupada en los tuyos ¿quien se ocupa de los míos?así es cuando la vida no nos funciona, cuando anteponemos las cosas de los demás a las nuestras, aunque sea en nombre del amor.

Podríamos decir que ocuparnos de nuestros padres o nuestros hijos o nuestra pareja es prácticamente ocuparnos de nosotros mismos, grave error, ellos no son nuestros, tienen su propia vida, sus propios objetivos y sus propias cosas que aprender, a menudo con dolor…

Lo único que podemos hacer al respecto es observar, estar atentos por si se requiere nuestra ayuda moral, nuestra solidaridad o nuestra comprensión y tomarnos los acontecimientos como lo que son, sus asuntos, cosas que ellos deben vivir y solucionar.

Nuestro papel es ocuparnos de como esto nos afecta a nosotros, saber asumir lo que creemos equivocaciones de los demás, como cosas que no podemos resolver, porque no nos pertenecen,

En el momento en que tomemos las riendas exclusivamente de nuestra vida y de como reaccionamos frente acontecimientos ajenos la mayoría de preocupaciones desaparecerán, estaremos mas relajados y felices y eso hará que los demás también lo estén.

Puede parecer egoísta porque tenemos la creencia de que debemos preocuparnos de los demás mas que de nosotros mismos, es solo una creencia, algo impuesto por la sociedad

La cuestión es al contrario, dejar libertad de decisión y actuación a las personas que queremos es una prueba de amor incondicional, dejar a los demás ser quienes son es el mejor regalo que podemos hacerles

¿Acaso no es eso lo que queremos para nosotros mismos?que nos dejen ser quienes somos

Pilar


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao