UN VIEJO PUEBLO

Por Gatozorro
Enviado el 31/01/2016, clasificado en Microrrelatos
285 visitas

Marcar como favorito

Malditas campanas que yacen por fin quietas. Ya no tocan a muerto.

Nadie se creyó en el pueblo que la enfermedad llegaría tan lejos. Eso de los virus son cosas de ciudad, decían. Hasta que noche tras noche se hizo necesario que el cura y el médico me ayudaran en mi oficio. Dar sepultura. Mal augurio se apoderó entonces del pueblo y las campanas de duelo comenzaron a sonar sin descanso, día y noche, noche y día. El silencio poco a poco fue envenenando el aire y apoderándose de la aldea, de las casas, de los campos.

Nadie viene a ayudarme. Eco de campana resuena por el pueblo pero ya hace días que callan y todo permanece en silencio.

No hay más tumbas que cavar. La noche se acerca y nadie me dará sepultura.

He de darme prisa. Quizás me dé tiempo a tocar las campanas.   


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com