Las tribulaciones de una chacha

Por Eneksari
Enviado el 06/02/2016, clasificado en Humor
441 visitas

Marcar como favorito

LAS TRIBULACIONES DE UNA CHACHA

 

 

¡ Vamos, pero qué se ha creído éste engreído, que tengo que limpiar hasta sus miserias...!

Faltaría más, hoy la última vez, ya le voy a poner firme a éste dandi.

Este baño, huele a m... pura, empezaré a limpiar por el otro extremo de la casa, para que se elimine el mal olor.

Seguro que se piensa el señor que porque es rico, sus miserias van a oler a la fragancia que parece que se inyecta en vena.

Cuando sale por la puerta, deja un reguero de olor dulzón que apesta, parecido a cuando sale del baño.

Me tiene hasta el mismísimo moño.

Le voy a llamar a mi amiga Juani, para contarle la última del señor “orejas”, cómo me gusta ponerle ese apodo, porque las tiene como los elefantes.

- Juani, escucha ¿ sabes lo último que me ha pedido el orejas?

- Pues, si no me lo cuentas, no me lo puedo imaginar, anda, larga un poco...

- Verás, tiene un cuenco lleno de frutas variadas, más que nada para que las visitas vean que come sano y de eso nada. -Va y me dice que le quite el polvo a la fruta-. Un poco más y le saco la sartén, pero para darle en la cabeza, que eso es lo que se merece, un buen sartenazo.

- No seas burra, que te conozco. -Ya te vale tú y tus ideas.

- Mira, estoy harta, así que tengo preparada una buena. Todos los días, tengo que sacar a sus “hijitos” de paseo, o a la peluquería, que no se manchen, que corran, que …. mil tonterías más, y encima, ponerles esas ropas horribles que tardo una eternidad en colocarles.

- Yo, no he venido al trabajo para sacar de paseo a nadie, que lo haga él, pero noooo, yo tengo que recoger los residuos de todos.

- No te quejes, que te paga bien.

- ¡ Y una leche, hija!- El orejas, es un agarrado,sale todo chulo, con su traje de armani, su faja para tapar las mollejas, que le salen por todas partes, y apestando a fragancia, se cree un dandi.

- Escucha Juani, llevo una hora y no puedo entrar al baño, de lo que apesta, por muy rico que sea y se las dé de “ tieso”, apesta igual que todos.

- Vamos, no seas exagerada, menos mal que se te va el genio por la boca, porque cualquier día, la lías.

- ¡ Juani, querida, no me digas que limpiar el polvo a la fruta, tiene narices!

- Verás, la que le tengo preparada,

- En cuanto saque a sus hijitos de paseo, la primera orina que hagan, la recogeré y se lo inyectaré a la fruta, y que se la coma, rica, rica. Me voy a morir de risa, eso, por todas la judiadas que me hace.

- Anda, loca, relájate un poco, que tienes unas ideas que dan miedo.

- No,Juani, me deja sus gayumbos sucios, tirados en cualquier esquina, cacho guarro que es, ya los podría tirar a la cesta de la ropa.-¿ no te parece?

- Vengo a limpiar, no a ser su basurera, se va a enterar éste.-No me tiene ningún respeto. -Yo, le voy a enseñar al orejas.

- Bueno, hija, cuídate que te noto de muy mala baba y eso es malo, sobretodo en ti.

- Gracias Juani, el próximo día, te cuento el resultado , cuando se coma algún plátano con los orines de sus chihuahuas, jajajajajajajaja.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com