Sobre el dolor

Por JDLRM
Enviado el 21/02/2016, clasificado en Reflexiones
410 visitas

Marcar como favorito

Todavía está el documento en blanco, a ver qué me dice hoy ¿Un cuento? ¿Una reflexión? ¿Una canción? ¿El cuarto capítulo de Fukboy? No, no creo, hoy no, hoy me ha llamado para otra cosa.

¿Para qué? Sería mejor pensar en ¿Cuándo nos llama la escritura? A veces es simple inspiración, pura y dura, tienes una historia en la cabeza y simplemente quieres contarla, tienes que pasarla de tu cabeza al papel para que deje de rebotar y te puedas centrar en otras cosas, a veces es un reto, quieres escribir sobre algo que te importa o se te resiste, pero creo que hoy es otra cosa y pienso que es la principal razón por la que un escritor se aferra a esto, dolor, y posteriormente el dolor proviene de la confusión que el no saber cómo apaciguarlo provoca, y una vez que comprendes esto, el dolor, no se apacigua en absoluto, es más, va a peor, perdón si no os habíais dado cuenta y os he reventado la sorpresa, a mí personalmente eso siempre me lanza a escribir, tarde más o tarde menos, por una simple razón, si la olla a presión no tiene válvula de escape revienta, y nadie quiere tener las paredes y el techo de la cocina llenos de puchero, sin embargo con una válvula de escape te puede quedar un puchero de puta madre, con perdón por la expresión, como se suele decir.

(Ahora creo que ya le puedo poner el título al documento)

Pero para calmar el dolor no basta con escribir, y digo calmar porque si el dolor te trae hasta aquí, no va a desaparecer por completo nunca, hay que buscar la raíz ¿De qué sitios procede el dolor? Del miedo, el miedo que te impide lanzarte a conseguir algo, de la frustración, la frustración que puede provocar tanto el miedo como el superarlo, porque superarlo es solo el primer paso ¿El que quiere puede? No, a veces no depende solo de ti, pero ayuda, la frustración también la provoca el luchar por tus sueños día a día y no conseguir nada, eso duele, tanto como para levantarte he intentarlo otra vez en un círculo interminable que puede quedar solo en fracaso, o no. También provocan dolor las desgracias ajenas si sientes un mínimo de empatía, o al menos el propio dolor de las personas a las que quieres, y el amor, el amor es en si lo que más dolor puede provocarle a una persona y de más maneras, amor frustrado, amor platónico, amor no correspondido… el amor a mi entender puede ser lo mejor y lo peor de la vida y sin embargo hay una norma que me impongo a pesar de a veces ser incapaz de cumplirla, nunca te enamores, no sale rentable.

Si te mantienes en el centro de las emociones no sientes, no hay alegría, no hay dolor, pero si un escritor fuese capaz de hacer eso ¿De qué iba a escribir entonces?

Bueno, pues ya está, y todo escrito sobre la marcha, sin pensarlo demasiado, si a alguien le ayuda bien, si no, pues nada, la verdad es que sirve de poco.

Y tiene gracia, porque cuando empecé a escribir no tenía ni idea de en qué iba a terminar esto, pero esta última frase la escribí antes de terminar. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com