Compartíamos todo y compartíamos nada

Por margarita
Enviado el 22/02/2016, clasificado en Poesía
217 visitas

Marcar como favorito

Y ahí estaba yo, casi anexada a tu silueta

casi adueñandome de ella...

Compartíamos la cama, compartiamos la almohada;

compartías con mis sentidos tu aroma...

 

¡Tu aroma!

Ese aroma que me sosiega de una manera inexplicable,

ese aroma que resguarda la clama, la ternura, la vida...

Ese que me brindas cuando me abrazas,

ese que me brindas en tus arrebatos;

desafiando a la poca razon que aun me queda,

cuando atentas contra las barreras del espacio.

 

Y ahí estaba yo, compartiendo contigo mi desvelo

compartiendo contigo todos los sueños

que voy construyendo cuando te veo...

 

¡Sueños!

Esos sueños donde tus ojos claros me invitan a desnudarlos,

esos sueños donde mis delirios dan rienda suelta en tus labios...

 

Esos sueños tan míos y anhelados

esos sueños llenos de esperanza por no ser juzgados;

desafiando a la poca razón que aun te queda,

cuando atento contra las barreras de tus tinieblas.

 

Y ahí estaba yo, perdida entre tu melena,

casi deseando que nunca amaneciera...

Compartíamos la cama, compartíamos la almohada,

compartía, con nosotras, sus primeros rayos el sol de la mañana,

entonces entiendo que en mi realidad estabas dormida,

y que yo en tus sueños no existía...

Margarita

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com