Disfrutando con ella P-IV

Por zombiesex
Enviado el 07/03/2016, clasificado en Adultos / eróticos
3236 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Estas palabras me prendieron más, con mi mano le propicie una nalgada que estoy seguro se escuchó a las afueras de la casa ya mi mano quedo marcada en su nalga. La recosté sobre la cama la bese, y fui bajando con mi boca asta uno de sus senos lo rodee, subí hasta su pezón y le di unos lengüetazos pude ver como mi tía disfrutaba, cambie de seno y este vez le di unos pequeños mordiscos en el pezón, nuevamente cambie y ahora lo succionaba como si fuese un bebe, nuevamente subí hasta su cuello me detuve en uno de sus oídos le susurre lo buena que estaba y le di un pequeño mordisco. Con su mano ella buscaba atrapar mi pene pero yo la quería hacer sufrir así que solo dejaba que lo rozara, seguía besando su cuello cuando deslice la punta de mi pene por encima de la tanga ella gimió y me pidió que la penetrara ya a lo que yo hice caso omiso y le volví a restregar el pene, con mis manos apretaba sus senos, rápidamente baje con mi boca esta vez olvidándome de los pezones y llegue hasta su ombligo en el cual le di unos besitos ella se retorcía entonces decidí bajar más pase mi aliento por encima de la tanga, y cuando ella pensó que comenzaría a comerme su coño cambie de dirección y le recorrí los muslos de las piernas.

Ella se retorcía de placer, entonces sin más le di un fuerte lengüetazo en el coño por encima de la tanga, me detuve, la deslice hacia un lado y comencé a comerle el coño ella ya no solo se retorcía, gritaba tenía las piernas bien abiertas dejándome degustarlo totalmente, entonces subí un poco y encontré ese pequeño botón que vuelve locas a las mujeres comencé a apretarlo lentamente con mis labios, lo succione y después solo lo rozaba con la punta de mi lengua mi tía estaba como loca poseída gimiendo, gritando y retorciéndose del placer que la inundaba así continue inmerso en aquel coño durante un rato, alternaba un poco bajando hasta el punto medio entre el coño y el culo apretaba en este punto ( el cual también es erótico) y volvía hasta su clítoris.

En el lapso de volver paraba y la follaba con mi lengua y cuando menos lo pensaba le soltaba una palmada directo al clítoris no paso mucho tiempo de esto cuando sentí una gran cantidad de fluido, mi tía se retorcía. Había llegado a su primer orgasmo, producto de mis besos y caricias, no tardó mucho en recomponerse cuando de pronto cerro sus piernas con mi cara en su ya encharcado coño. Sin más se dio la vuelta quedando sobre mí, ahora podía ver su cara de placer total y comenzó a llevar ella el ritmo, de pronto se dio la vuelta quedando en un 69 solo que ella arriba mío, ella comenzó a comerse mi pene y me liberaba de la prisión de su coño ya que levanto las caderas, mi cara estaba empapada de sus fluidos, los cuales seguían bajando por sus piernas y ahí estaba yo sintiendo como se comía mi pene sin poder hacer nada más que disfrutar y esperar que bajase las caderas para deleitarme nuevamente con aquel exquisito sabor.

En un momento sentí que me iba a correr y creo que ella lo adelanto así que antes de que llegara me dio una fuerte palmada en los testículos y después los apretó así estuvo unos segundos, se levantó voltio me beso y me dijo aun no quiero que esto termine. Se disponía a quitarse el atuendo pero la detuve así que solo deslizo el tanga a un lado y sentí como mi pene se abría paso entre sus paredes vaginales no tardó mucho en entrar ya que ambos estábamos muy lubricados. Una vez adentro ella comenzó un suave sube y baja con un muy buen ritmo de vez en cuando bajaba y acercaba sus senos a mi boca para que los chupase y mordiese, con las manos me aferraba a sus ricas nalgas, le daba unas nalgadas y esto le ponía ya que aceleraba sus movimientos. Después de un rato de cabalgar paro como pude me senté teniéndola aun clavada y ahora quedamos en una posición de flor de loto, la cual con la ayuda del resorteo de la cama nos servía para llevar un buen ritmo de penetración, esta posición es más cómoda para los besos ya que estas prácticamente frente a frente, nos besábamos nos lamiamos el cuello, le succionaba los pezones, fue entonces cuando note como aceleraba el ritmo y de pronto se arqueo liberando un fuerte gemido y unas pequeñas convulsiones yo estuve a punto de estallar pero pude contener mi orgasmo.

Cuando ella se recuperó solo me beso, se salió y me dijo suavemente es lo que necesitaba un buen polvo como el que me estás dando dicho esto se empino dejándome ver su culo, ven dame de perrito, así pues se puso a cuatro con el culo bien levantado y comencé a penetrarla, estando bien adentro me pidió que no me moviese que ella llevaría el ritmo y así fue comenzó unos fuertes movimientos de tweerk yo miraba sus nalgas vibrar mientras mi pene entraba y salía al ritmo que ella quería. Yo ya no iba a aguantar mucho más así que la tome por las caderas y comencé a penetrarla hasta a dentro lo más rápido que podía, el sonido de mis testículos chocando contra sus chorreados labios vaginales era brutal se escuchaba por toda la casa y quizás fuera de ella, fue entonces cuando centre mi mirada en su pequeño orificio trasero, no lo creía al parecer era virgen así que afloje un poco mis embestidas y le escupí al ano, con uno de mis dedos comencé a acariciarlo fue entonces cuando ella dio un pequeño brinco.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com