Con permiso

Por siempretuya
Enviado el 12/03/2016, clasificado en Adultos / eróticos
6346 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Con permiso. Déjame usar tu boca para mi placer, únicamente para el mío y de nadie más. Déjame pensar que mis dedos se están enredando en tu pelo, que tú por instinto quieres escapar de ellos y te hundes más entre mis piernas…porque únicamente así soy feliz.

¿Me dejas? Quiero usar tu lengua que tanto gusto me da y que con tanta soltura manejas, lo mismo me lleva al éxtasis del placer que con palabras me hunde en el infierno. Déjame. Quiero disfrutar, quiero usarte, quiero ser egoísta…hoy no necesito que me quieras, sólo que me des lo que ya sabes que quiero.

Déjame hundirte en mí, apretarte fuerte contra mi sexo, hacer que tu cara esté empapada de mí igual que tú lo haces conmigo…me gusta reconocer después mi olor en tu boca, mi sabor en tus besos…me gusta llenarte de mí. Quiero sentir como nadas en mi interior, como tu lengua y tus labios reconocen mi cuerpo, como sabes perfectamente cómo castigarme…déjame sentirte.

Quiero obligarte, que pelees para salir de mí y no dejarte hacerlo nunca, apretarte contra mi ser hasta que no puedas respirar, quiero que me lo des absolutamente todo, como siempre dices que harás. Déjame sentir que estás aquí, lléname de tus labios, de tus caricias, posa tu boca en cada rincón de mi sexo, porque está sediento de tí.

Chupa, besa, lame…cómeme entera por fuera ya que por dentro lo has devorado todo. No queda absolutamente nada de mí, no has dejado ni las migajas para otros…solo tengo unas ganas insaciables de tí, de tu boca, del contacto con tu saliva… adicción.

Toc, toc, con permiso. Nadie te ha dicho que pares, ni que te muevas, quédate así, helado como me quedé yo cuando te conocí. Sigue, no pares, más fuerte… así me sentí cuando metiste tu cabeza entre mis piernas la primera vez. No puedo vivir sin esto…es lo único que me pasa por la cabeza. Me acelero, tengo calor…tiemblo…llegó el final.

Sin permiso, jamás te lo volveré a pedir, a partir de ahora te haré mío cuando me plazca…¿me dejas?


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com