CAMILO Y LUCY (LA PRIMERA VEZ)2/2

Por LIZ
Enviado el 12/03/2016, clasificado en Adultos / eróticos
6025 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

-No hago nena , intento hacer… pero tus muslos preciosos no me dejan, mmmm tal vez deba hacer que se relajen….

Sus labios se pegan a mis caderas y un cosquilleo me invade, no lo entiendo, no sé qué sensación es, solo sé que es muy agradable, sigue besando mis caderas de forma lenta, acaricia mis muslos y sus manos busca bajar mis bragas, bajo mis caderas de forma inconsciente y siento sus labios en mi pubis, mis ojos se abren al sentir su lengua  en mi sexo.

Las piernas me temblaban, sentía que el corazón se me paraba, sus  manos abrían lento mis muslos, acariciándome hasta las pantorrillas.

-¡Tus piernas son un sueño!-Dice y regresa sus labios a mi pubis

Su lengua se pierde en mi sexo y yo no logro contener las ganas de gemir, mis manos le acaricien el cabello y mis piernas seden por completo, su boca me invade, y el vientre me arde, mis manos se aferran a los pliegues del sillón, mi respiración se acelera y Camilo acelera el ritmo de su lengua, una punzada ataca mi cabeza se pierde en mi espina dorsal y el cuerpo entero tiembla, un cúmulo de electricidad me invada ,mi mente se nubla, la sensaciones son indescriptibles, el placer me inunda por completo, un gemido agudo se libera de mi pecho y mis pulsaciones llegan a tope.

Camilo  besa delicadamente mis muslos que lo tenían prisionero, suda y se ve feliz pero tan nervioso que me da ternura verle.

-¿Lo logramos Lucy?-Pregunta con cierto pudor

-Creo que si-Le digo exhausta.

-¿Paramos por ahora nena?-Me pregunta mientras busca acostarse a mi lado pero si tocarme para no ponerme incomoda.

Yo me acerco a su pecho, necesito sentirle lo más cerca posible.

-¿Podemos seguir? Le digo apenada por lo que estoy pidiendo

Él sonríe pícaro mientras  me  besa en la frente……….

Acaricia mis senos con dulzura, rozando con la punta de sus dedos mis pezones erectos, la humedad entre mis piernas está más acentuada y mi cuerpo esta tembloroso, su boca se dirige a mi seno derecho, su lengua rosa lentamente mi pezón y mi respiración se acelera, levanta la vista buscando aprobación, me tiene atrapada, el terror, el deseo, la locura me nublan, solo le veo y apruebo apenas con un movimiento lento de mi cabeza.

Lentamente su boca absorbe mi seno, con besos leves y dulces, me toma por la cintura y acaricia mis costados con un ritmo perezoso, va a mi seno izquierdo mientras me lleva al sillón nos recostamos tranquilos, sigue su viaje en mi cuerpo sus yemas pasan por cada centímetro de mi piel, wow! la sensación me encanta, no respiro, yo le quiero, le quiero en serio dentro de mí, ya no veo el tiempo de que se funda conmigo.

-Ok!-Le digo apenas

Me mira fijamente y sonríe de forma tan tierna, le veo los ojos más bellos que nunca, me percato de su cuerpo semi desnudo, le ayudo a desnudarse pero no tengo el valor de verle la erección que siento contra mi cuerpo. Su piel esta suave, sus manos sus piernas todo él se me enreda, no sé dónde inicia Camilo y donde inicio yo, nos hipnotizamos por un beso eterno, mis piernas se abren, mi sexo está expectante, punza, nunca antes había sentido todo esto, el intenta no rozar su pene demasiado con mi cuerpo, al parecer no soy la única que no tiene idea de cómo controlar y hacer esto.

Vírgenes, con ansiedad, con amor, con pudor, pero uno del otro más de lo que creíamos.

-Te amo Lucy y no importa si no pasa aun en este punto, si no pasa nena yo esperare, porque te amo, te prometí algo y nunca, nunca te voy a fallar.-Me dice con su voz tibia

Se acerca a mi vagina y no sé como pero sabe que  apruebo cada movimiento que hace, cada caricia, todo deja de ser incomodo, los labios hinchados y lubricados se abren lento su cuerpo comienza a buscar entrar, intenta entrar más, duele…. Dios duele raro no imagine que doliera así, se detiene se ha  asustado.

Algo pasa en mi cerebro, quiero que pare duele, pero otra parte de mi quiere que siga que entre que no se detenga, que no separe sus cuerpo del mío, le beso mientras me aferro a su cuerpo.

-Sigue……por favor Camilo, si no lo soporto te lo diré.-Digo jadeante

Camilo continua mis muslos se abren un poco más, y…..embiste con rapidez para que el dolor no sea pronunciado, duele es agudo pero soportable, pasa en cuestión de segundos, me besa la frente, las mejillas, los parpados, no se mueve, no sé si teme lastimarme, en un acto de valentía me muevo lento, él entiende y lo comienza a hacer a mi ritmo.

-Ahhhh!!!-Sale de mi garganta con solo un poco de dolor y placer, si eso es esto que me marea y que inunda mi cuerpo

Sus movimientos son más rítmicos, los cuerpos están empapados en sudor, besa mi cuello y yo me aferro de su espalda, entra y sale aplacer, mis fluidos nos dan ese privilegio, sus dedos van discretos y llegan a estimular de forma tímida a mi clítoris ,la sangre me hierve, nunca pensé que se sintiera así, creí que hacer el amor era más morboso y simple.

No hay nada de simpleza en esto es como una coreografía que los cuerpos conocen, no importa que Camilo y yo no sepamos que sigue, los cuerpos bailan a su ritmo, mi mente se nubla, le beso, le beso con desesperación, con ganas, con ese fuego que me quema las entrañas desde la hora de la comida, no miento….. es más que esta tarde, esa necesitada de tenerlo de saber que es mío y que yo soy suya viene desde los juegos desde que el cuerpo se prende con los toqueteos sobre la ropa.

Ya no podemos parar, sigue el fuego, los besos, el amor, la seducción de los cuerpos fundidos.

-Oh Dios!-Mi cuerpo estalla sin  que me diera cuenta que lo haría.

Camilo entra dos veces más y se corre en mi interior, se siente una presión extraña, calor, fuerza y un goce indescriptible. Nos quedamos quietos un instante aun que las respiraciones están muy excitadas, buscamos un poco de aliento y serenidad, me ve y yo le veo, su sonrisa aparece y a mí solo me sale un suspiro.

-En serio paso?-Le digo con el pecho agitado

-Aún estamos unidos Lucy parece que sí, estas bien?-Pregunta desconcertado

-Si….creo…. si!, fue irreal, es irreal, duele un poco pero rico! jajajaja Dios no se explicarlo!-Le digo y me oculto en el hueco que hace su pecho.

-Vale preparare la ducha para que te enjuagues rápido y…..

No le dejo continuar le beso y se acomoda nuevamente junto a mi cuerpo

-Te diré lo que me dice mi amor, calma disfruta, yo te voy a cuidar!

Nos quedamos abrazados, viéndonos fijamente por …. No se cuánto tiempo, no importa eso ahora, pasamos  sin tropezar la prueba de la eternidad….

 

COLOMBIA.....GRACIAS POR HACERME RECORDAR.....


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com