No está todo controlado

Por Elia Burdey
Enviado el 14/03/2016, clasificado en Microrrelatos
381 visitas

Marcar como favorito

Dalmiro devía tener unos setenta años, era un hombre callado y con la espalda encorvada. De niños nos burlavamos de él, pero ahora que hemos crecido sigue igual de viejo, mientras nosotros empezamos ha envejecer. Ahora los niños ya no creén en el hombre del saco, mis padres decían que Dalmiro era ese personaje para meterme miedo. Que bién encaminados ivan mis padres. Porqué Dalmiro está mutando sín que nadie lo descubra; sus piés ya són garras, y de la espalda le empiezan a salir plumas y cada vez que ve un niño pequeño se le hace la boca agua.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com