Rogelio y Rebeca-Parte 2 "Responsabilidades"

Por Rebeca2673
Enviado el 20/03/2016, clasificado en Adultos / eróticos
2643 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Recuerdo que llegamos a un punto en el que no podíamos parar de hacerlo, no podía resistirme, ya vivíamos juntos..

-Ahh! Ah! Si! Si! Más! Ah! Ahhh!

Estaba boca abajo con la cara contra la barra de la cocina..

-Gime bebe! Gime! Me encanta que lo hagas! Ahh! *Daba muy fuerte y me hacía llorar del placer*

Terminaba dentro de mi y sentía su semen chocar con mi cervix..

-Ahh...*Esos orgasmos múltiples al saber que eso solo me lo hacia a mi*

Teníamos el apartamento, ambos trabajábamos y estudiábamos, casi terminábamos la Universidad.

No era sólo el sexo, aunque también era genial no era lo único que amaba de la situación, era el despertar con el en la mañana, ver sus ojos y como me decía "Te amo mi Rebeca"

Su Rebeca, suya, de nadie más, el hacer el desayuno con el, el lavar la ropa con el, el salir con el, todo era lo máximo con el, con su amor, con sus caricias y su ternura.

Pero, algún día las personas se aburren de "Comer pan con lo mismo"

Un día el me deja, peleamos, nos gritamos, lo vi con otra, se que yo ya le aburro, pero esta bien, no lo estuve, lo dejé ir, lloré y mucho, me sentía muy mal, teníamos 3 años juntos para este entonces, yo ya me había graduado y comenzaba a trabajar ejerciendo.

Desánimo, depresión, deseo de que el volviera, caí en tentación, no pude evitarlo, tenía responsabilidades con mi cuerpo, pero lo amaba, no podía engañarlo.

-¿Engañarlo? Prrff Rebeca reacciona, el se ha ido..

Un día en el trabajo llega Jorge un compañero, ya varias semanas trabajando.

-¿Y si salimos a tomar un café?

Acepte, quería romper mi rutina.

Platicamos, de como nos iba, como estábamos, nuestros gustos, me distraje, pero no pasó de allí, me dejó en mi apartamento y me robo un beso, no supe que hacer sólo correspondí, Dios, besaba tan bien, pero..

-No! Jorge no! *dije con tono fuerte y firme*

Pasaron los meses esa llamada de Rogelio nunca llegó, ¿Cual llamada? La que deseaba recibir de el diciendo que quería verme...

-Al diablo, no lo necesito *ese día me arreglé, fui a mi trabajo y Jorge me invitó a salir de nuevo*

*Pensé "Tengo responsabilidades con mi cuerpo, no quieres ayudarme a cumplirlas Rogelio, pues bien, yo me encargaré de ellas"*

Esa noche cuando me llevo a mi apartamento, ahora yo lo bese, si, yo a él, estaba tan guapo, el gimnasio se le notaba, en unos minutos estábamos en la cama desnudadonos, el estas sentado a la orilla de la cama conmigo sentada de frente en el, sentí pena, pero la excitación era mayor, ya traía puesto un condón y pensé " Que maldito, ya lo sabía muy bien"

Su erección era enorme, ya lo quería dentro..

Me arrojó a la cama y me hizo sufrir

-Házmelo! Por favor, métemelo... *Estaba muy excitada*

Recuerdo que lo hizo sin piedad...

Me lo metió tan rico, tan fuerte, me encantó..

Pero, de repente ya no era Jorge el que estaba ahí..

Recordaba las caricias de Rogelio, ahora estaba viéndolo a él me estaba haciendo el amor..

Lo disfrutaba tanto, de nuevo estaba en mis brazos...

Así me hizo el amor toda la noche...

En la mañana amanecí con una sonrisa, estaba de nuevo con él, abrí mis ojos y de vuelta a la tristeza...era Jorge.

-Buenos días nena...estuviste excelente anoche *me besó*

Cuando se fue lloré hasta hartarme.

-¿Como diablos te pusiste a hacer esto Rebeca!?

Me sentía mal, lo extrañaba, lo quería de vuelta...

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com