EL TIEMPO,EL AMOR,EL ALMA

Por samuelebeniabram
Enviado el 19/03/2016, clasificado en Amor / Románticos
259 visitas

Marcar como favorito

Todo existe y se transforma con el tiempo, incluso el espacio, la materia, el movimiento, la energía.

Como un escultor, con martillo y cincel, el tiempo descubre la figura escondida en el gran bloque de mármol y marca en el rostro, en el cuerpo y en el alma de cada uno de nosotros su lento e inexorable pasar.

Si nos recuerda las alegrías vividas, no olvida tampoco los sufrimientos experimentados que conserva colocados con cuidado dentro de una mochila que cargamos en los hombros, llena de lo que hemos sido, lo que hemos hecho, dicho y pensado en un determinado momento, para hacernos entender el porqué hemos llegado a ser lo que somos.

El tiempo no se olvida de nada y lo que hemos vivido o renunciado a vivir se manifiesta dentro de nuestros recuerdos, que a veces salen en los momentos menos oportunos.

Por lo demás, el futuro representa solo un sueño, un deseo, una ilusión de algo que podría realizarse. El pasado es el transcurso de ese camino colocado con cuidado dentro de la mochila que llevamos en los hombros, y que cada día nos pesa más. El presente es la única realidad con la que se ofrece el tiempo.

La mayoría de nosotros lo dedica hipotecando los pocos instantes de vida disponibles a imaginarse una felicidad que no conoce, pero que cree que tiene que venir.

Si fuéramos más conscientes de la precariedad de la vida, daríamos al tiempo un valor diferente en vez de derrocharlo en cosas que no tienen importancia, en ocupaciones sin sentido, en comportamientos banales y superficiales, preocupándonos de una insensata vida social que no nos traerá nada y no llegará a producir en nosotros ningún cambio, ningún pensamiento, ningún progreso, dejándonos aplastados en el suelo por un mezquino materialismo, sin posibilidad de evolucionar y sin poder encontrar un instante disponible para nosotros mismos.

Si la visión del mundo se hace más pequeña y si circunscribe solo al nuestro alrededor cuotidiano hecho la mayor parte de la veces de superficiales ocupaciones, nuestros problemas y nuestros males, nos parecen insuperables y el tiempo que nos acompaña en estos momentos se hace lento y pesado en su trascurso, como una cicatriz interior que no quiere cerrarse.

Pero si la visión se amplia y se logra ver el mundo en su magnificencia y amplitud, sobrepasando lo que se presenta ante nuestros ojos y logrando superar ciertas limitaciones mentales que nos hacen vivir alejándonos de lo que somos, el tiempo se trasforma en un medio útil e insuperable para trasmitirnos los mensajes de la vida que hubieran quedado escondido se no hubiéramos logrado cambiar nuestro estado de ánimo que por más penoso que fuese entraría a formar parte de aquella amplitud con la que miramos el mundo.

Todo es una cuestión de perspectiva.

Nos afanamos y nos colmamos de obligaciones, transformándonos sin saberlo en esclavos de nuestra vida.

Perdemos el tiempo en la desenfrenada y egoísta ambición personal de ser alguien o de llegar a ser alguien, para poder ser aplaudido por (los otros).

Y en esta loca competición nos olvidamos de nosotros y de lo que nos hace verdaderamente felices.

 

Para seguir leyendo este relato, dale a este link.

 

https://elalmapregunta.wordpress.com/2015/04/18/el-tiempo-el-amor-el-alma-2/

 y se te gusta, compártelo con tus amigos en Facebook, y dale un “ME GUSTA” a mi pagina. Gracias

Un saludo

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com