La novia huyó el día de su boda

Por Jesús A.
Enviado el 20/03/2016, clasificado en Infantiles / Juveniles
300 visitas

Marcar como favorito

Filomena era una chica de 17 años, hija de unos padres de una muy buena situación social, a quienes les venía de tradición el casarse con personas de su misma o parecida posición económica; que era lo que le habían impuesto sus padres y tenían la intención de imponérselo a su única hija Filomena. Como se lo habían impuesto ya, a Gerardo su único hijo váron.

Sabiendo los padres de Filomena, que esta estaba enamorada de Simeón, un chico de una posición económica muy inferior a ella, aunque muy trabajador y honrado. Ellos hablaron con los padres de otro de su misma categoría y entre todos, les prepararon una boda exprés a los mozos, para asegurarse de que ella no acabara por liarse con el otro, que ellos no deseaban. Al saber Filomena la imposición de sus padres, se llevó un disgusto. Aunque no se sorprendía de la decisión de sus antecesores, porque estos le habían advertido en infinidad de ocasiones, que no le querían al joven por ella elegido.

Filomena, hizo por verse con su amado Simeón a escondidas, para contarle la decisión de sus padres y que no sabía cómo salir de aquella situación: una vez que estuvieron juntos los dos enamorados, lloraron abrazados, al ver que no encontraban una salida para su desgracia.

Total que la boda, se celebraba al día siguiente y aquella noche la novia no durmió nada. Porque se iba a casar con un hombre, con el que había hablado muy poco y que no tuviera ninguna relación efectiva: estando con esos pensamientos, no aguantó más y mucho antes del amanecer se levantó. Cogiendo lo imprescindible y de la casa huyó hacia la vivienda de su verdadero amor, al que llamó desde la calle; que una vez juntos, decidieron que ella se escondiera de momento en el sótano, a ver lo que pasaba.

Los padres de Filomena, al no encontrar a su hija por la mañana, fueron directos a la casa del chico que ella quería, no obstante, una vez en ella, les dijo Simeón que su hija allí no estaba. Cosa que no se creyeron, por eso denunciaron la desaparición ante la Guardia Civil y lo que ellos creían. Mientras esto pasaba, Filomena acompañada de la madre de Simeón, salieron hacia una cabaña que en el monte tenían y cuando llegó la autoridad a la casa de Simeón no encontraron a Filomena en ningún lugar.

El día pasó y la boda por falta de novia no se celebró y para cuando apareció ésta, sabiendo los padres de ella, lo que había pasado. A su hija le dieron la libertad de que se casara con quien ella quisiera, que fue con Simeón, que era su amor verdadero. ESTE RELATO TAMBIÉN PODRÍA IR, EN LA SECCIÓN DE CUENTOS.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com