El Último Adios del Loco

Por nexus6
Enviado el 01/04/2013, clasificado en Varios / otros
760 visitas

Marcar como favorito

Tal vez lo más grave no sea que todas las personas que alguna vez te importaron de verdad o fueron de gran importancia o gran significado en tu vida te den la espalda, quizás lo más grave no sea que a todo el mundo que alguna vez consideraste amigo, e incluso hermano te dé la espalda como si fueras un simple apestado o un leproso en tiempos de antaño, quizás lo peor de todo no sea eso, puede que lo peor sea que todas estas consecuencias derivadas de una percepción de la realidad incoherente con la realidad sea culpa tuya y nada más, nadie mas puede mirar a través de tus ojos como tú mismo, nadie más que tú puede juzgar a las personas de una forma subjetiva a través de tus propios sentidos. ¿He valorado demasiado a las personas las cuales consideraba mis amigas? ¿Eran amigas realmente?, ¿Eran producto de una percepción distorsionada de la realidad aturdida por un desequilibrio químico o por el alcohol, opiácea, drogras, etc.? Esta totalmente claro de que así era, es así indudablemente, simplemente fui el “loco, el borracho, el drogadicto, el tonto simpático y sin maldad” de un grupo de personas que si se encontraban en contacto con el mundo real, fui aquella persona de la que a la gente tanto le encanta huir y del que no vivirían siquiera cerca sino fuera absolutamente necesario hacerlo o por el simple placer de pasar el rato riéndose y burlándose. Ahora mismo me encuentro solo, desamparado y sin rumbo, nadie me toma en serio pues no soy más que una desesperada imagen de lo que algún día o por unos instantes o quizás un solo momento desearon ser incluso ellos mismos, con la diferencia de que yo lo fui realmente, jamás pensé en un futuro el cual no existe desde mi punto de vista y jamás me preocupé por el mañana pues realmente nunca aspire a llegar a dicho mañana con vida. Sea como sea, la gente cambia, llamémoslo sociedad, llamémoslo madured (y una mierda) llamémoslo miedo exacerbado mezclado con presión social, sea como sea todo cambia, todo muta, todo se transforma, hay muerte y resurrección, hay héroes y antihéroes hay vencedores y vencidos, hay gente “normal” y “parias”, cada uno elige lo que le toca vivir según su época y cada uno es responsable de su porvenir, ¿no es así?

Solo, sin amigos, sin familia ni conocidos, sin ayuda, sin novia, sin sitio donde caerme muerto, sin un cuarto al que poder llamar habitación u hogar, tan solo con lo que soy capaz de escribir en estos momentos de lucidez breve que me permite mi locura transitoria y mis cambios repentinos de humor, drogado hasta la medula y con las ideas aún bastante claras como para no dejar de poder plasmarlas en estas palabras, (años de tolerancia a las supongo). Día tras día, mes tras mes, pastilla tras pastilla, todo se repite hasta el infinito, una y otra vez en un circulo sin fin, pasan los años y aquí todo igual, año tras año, día tras día, hora tras hora y minuto tras minuto. La desesperación me ahogo hace mucho ya, solo espero que me suelte aunque solo sea por unos instantes para poder coger el último aliento y así aguantar unos instantes más esta pesadilla en vida. Realmente nunca sabré como llegue a esta situación, yo me consideraba un chaval normal. Pero puede que mi imaginación y la puta sociedad en la que vivimos me jugasen una mala pasada, no lo sé. El caso es que si esto es a lo que la vida me ha destinado no lo quiero ni lo necesito si lo deseo. No lo asumo y quizás sea la decisión más cobarde o la más valiente según se mire pues para llegar a suicidarse hace falta tener un par de cojones, se de lo que hablo, no sería la primera vez... luchar contra tu propio instinto de supervivencia no es tarea fácil ni apta para cuerdos o cardiacos, en fin que mas da ya a estas alturas... siempre he sabido o mejor dicho desde hace ya algún tiempo que jamás podría tener una vida como los demás y que jamás podria ser normal o lo que llaman normal al menos el resto de la gente que me rodea. No es que envidie esa situación, simplemente me jode la idea de no tener la oportunidad de probarla, eso es todo. Quizás si la probase volvería a mi locura pues no me gustaría pero nunca lo sabré y eso es lo que me fastidia. Mi paso por la vida ha sido de risa, jamás influencie en nadie para bien, ni para mal, jamás tuve una relación sincera con una chica al menos por su parte no por la mía, jamás tuve a nadie a quien llamar amigo y en lo que respecta a la familia, ¿Que puedes esperar de una familia que desaparece en el momento que descubren que son familia tuya? Paso por la vida sin gloria ni pena, sin alegrías ni logros, sin hacer mucho ruido y sobre todo dejando a todos indiferentes ante mi ausencia, nadie echará de menos al “loco” que tenía problemas mentales, nadie echará de menos “al colgado drogadicto” nadie echará en “falta a aquella persona que desapareció hace 3 años de sus vidas y a todos les importo una puta mierda. Ese soy yo. Un cero a la izquierda, un grano de arena en playa, una gota de agua en el mar o una gota de agua en un día de lluvia, tan normal e innecesario que luego a luego lo mejor es que no aparezca, como la lluvia misma, cuando aparece “guarreteandolo” y "ensuciándolo" todo, todo lo que es bello y resplandece con luz propia, toda la belleza del mundo, toda la hermosura de las cosas bellas. Una mancha en medio de la perfección y divinidad de lo que realmente es bello y merece de admiración en esta bola azul a la que llamamos nuestro hogar. Eso es lo que soy o me ha tocado ser, nunca juzguéis a un loco a la ligera, puede que en el fondo de su locura sea mucho mejor persona de lo que vosotros llegareis a imaginar jamás.

ADIOS.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com