La Tos

Por Pepa Gabarrón
Enviado el 25/03/2016, clasificado en Drama
320 visitas

Marcar como favorito

O fue  la  imaginación  que  no  para  de inventar, ante  la   querida  ausencia,   atrayendo     el silencio que  no  seduce  ni  cautiva.

Pero… si,  es  él,  se  decía  una  vez  y  cientos  de  veces para  que  la  razón  dejara de  ser el     avispado  efecto  que  ya  ejercía su  entrada  triunfal  en el  momento  preciso del sí  sin  el  no  imperfecto  del  momento  que  debía dejar  la  puesta  en  escena.

Era él,   repetía, ensimismada  por  el  alma  que  le  ofrecía    la  tos  inigualable,  única, personal e intransferible.  Todas  las  toses  no  son  iguales  aunque  padezcan  similitud orgánica. La  suya  se  la  adentró el  alma  sin  medir  el sonido,  resultando  una  aproximación   tan  real,  que  la  soledad  se  evaporó  por  las  rendijas   que  el  alma  le  cedió   desde  el  misterio  del  más  allá   acercándolo al  más  acá  de  ella, que  comenzó  a  vivir  con  el  sonido  de  la  tos;  esa  tos  que  apareció  en  el  recital  de  poesía   dándole vida  y  pasión.

Ella no  prescindió  los  años  que  duró  la  vida de  aquella  tos  acompañándola  día y  noche  sin  la  soledad  queriendo  su  amistad  con  quejas, con  lágrimas, desesperadamente  triste  porque  la  tos  no  había aparecido  en  el  recital  de  poesía.  Su  tos… aquella  tos la  tuvo  aprisionada  hasta  el  día  de  su  marcha  envolviéndola  hasta  el  final;  viajando  juntas  hacia  donde  fuera. Lo  importante,  lo  real  y  lo  deseado se  había  cumplido,  y  lo  demás  era  “paja  sin  grano”.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao