Mi maldito profesor

Por fenix
Enviado el 07/04/2016, clasificado en Adultos / eróticos
9984 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

¡ESE MALDITO CERDO!... ¡¡¡¡CÓMO DEMONIOS HA PODIDO EL MUY IMBÉCIL, QUIEN COÑA SE CREE!!!!COMO HA PODIDO, ES UN HIJO DE PUTA!!!!!

¡Maldito cerdo!...

¡Maldito cerdo!...

¡Maldito cerdo!...

¡MALDITOOOOOOOOO!!!!

Gritaba en mi mente como un mantra al caminar los desolados  pasillos de la facultad en dirección al segundo MALDITO IMBÉCIL de mi vida, mi profesor de escultura; Emmanuel: un hombre muy apuesto, doce años mayor que yo (o talvez mas), alto, piel clara pero no mucho, fuerte (gracias a todo el trabajo manual que realiza para crear sus piezas), ojos miel muy sensuales y una sonrisa pícara que derrite a más de una, excepto a mí… LO DETESTO, es un puto cabrón que desde que ingrese a la faculta me ha jodido la vida , pero muy a mi pesar el puto cabrón es un genio en lo que hace y por ende yo he visto desde el inicio de la carrera muchos talleres con él (para mi mala suerte), cada semestre me inscribo en dos o tres de sus talleres de técnicas de escultura o clases de dibujo anatómico, además ver clases con él pinta muy bien en mi curriculum, el cabrón es muy prestigiado y la razón de la inscripción de la mitad de los matriculados de arte.

Sin embargo yo no lo paso, quisiera volverlo arcilla, quemarlo al sol y caerle a martillazos hasta que se haga polvo y arrojarlo en el tambor de la arcilla (que tiene un aspecto asqueroso y es lo más desagradable-después de él- de toda la clase) y ver como se mezcle entre la porquería. Por ello inscribí escultura antropomórfica con otra profesa (que es una estúpida y solo evalúa unas mierdas muy raras y no explica nada, es una maldita güebona y la culpable de necesitar la explicación de Emmanuel para no reprobar su cagada de materia), por eso estoy acá despotricando contra el maldito de mi ex (que me engaño y hoy me entere que fue con la zorra de mi “mejor amiga”) mientras me dirijo Muy de Mala Gana a ver unas clases extras  sobre anatomía antropomórfica (híbridos humano, animal) -que fue el taller que debí tomar desde el principio pero por mojigata sufrida no lo hice-.

Toco con cierta agresividad la puerta y me quedo esperando a que responda -rogando porque no esté, la verdad hoy solo deseo emborracharme no modelar y tallar y menos ver su arrogante actitud de “soy jodidamente bueno”-

-Adelante- me dice con mordaz educación mientras abre la puerta y se coloca a un lado para dejarme pasar, al hacerlo me le quedo viendo boca abierta trae una franelilla muy ajada y extremadamente ancha y transparente que denota su sexy dorso; pectorales definidos, un duro abdomen con una sombra muy definida de cuadritos, sus brazos largos y sus bíceps… uuuffff que bíceps!!!! Está un poco sucio lleno de polvo y sudado y no sé porque pero esa apariencia me derrite y sin pensarlo poso con fuerza mis manos en sus brazos sintiendo su cálida piel y siento que un escalofrío me recorre todo el cuerpo haciendo palpitar mi clítoris…


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com