Mi maldito profesor 5: Lo necesito...

Por fenix
Enviado el 08/04/2016, clasificado en Adultos / eróticos
7712 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Sonreí curiosa, deseosa de saber como sería mi castigo, pero no pensé mucho en ello, sus manos me distrajeron al sentir como desataban mis muñecas y las bajaba al piso con total sutileza, las soltó y dejo sobre el suelo mientras dedicó su atención a mi dorso aún cubierto por aquel suéter. Lo desabonó y luego se deshizo hábilmente de el, me observo por unos largos momentos….

-Eres una delicia- me ruboricé toda y el sonrío, yo también sonreí, pero ansiaba sentirlo así que me senté a horcajadas sobre él y empecé a quitarle su chaqueta, luego su camisa y desabotone sus pantalones apreciando su potente erección luchando por salir, relamí mis labios al imaginarla en mi boca…

-AAAaaaaahhhhhhh- grite al sentir sus dedos dentro de mí -¡¡¡¡Por fin!!!!- exclamé satisfecha mientras me deje caer al suelo seguida de su cuerpo que comenzaba a besar mis pechos… mordía con fuerza la parte superior de mis senos, chupando desesperado mientras sus dedos entraban y salían de mi con una exquisita y torturadora lentitud, clavé mis uñas a su espalda y baje con ellas recorriéndola desesperada

 – Por favor……-

-Por favor …¿Qué?- me dijo sacando sus dedos de mi y restregándome su prominente bulto sobre mi coñito deseoso de él

-No me tortures así- le implore mientras yo misma llevaba mis caderas a su pene moviéndome ansiosa de contacto… -Lo necesito!!!-

-¿Asííí?-

-Sí, te lo ruego-

-Pero… no entiendo bien lo que quieres, se más específica, me confundes- dijo sonriendo burlonamente

-No seas cabrón-

-¡¡¡ No, no, no!!!- dijo moviendo negativamente su índice frente a mi rostro y deteniendo los movimientos de su pelvis- ¿Qué es ese lenguaje señorita Lears?- pregunto sarcástico e inmóvil

- NOOOOOOOOO!!!, no lo vuelvo a hacer profe, pero no pare, seré buena….-

-¿Así?- dijo burlón y aun malditamente inmóvil

-Sí!!!, por favor, lo necesito…-

-¿Qué necesitas?- dijo embistiéndome en un solo movimiento brutal y salvaje- ¿Esto?- y comenzó a moverse lentamente en mi interior, sujetándome fuerte de las caderas inmovilizándolas mientras entraba profundo en mi interior haciéndome sentir cada centímetro de su largo, grueso y duro; muy duro, miembro.

-Oooooohhhhh!!! Siiiiiiii!!!!- dije gimiendo con fuerza arqueando mi espalda recibiendo su erección, la erección que tanto anhelaba… - Oh sí!!! Dame más!!!…-

Él siguió sus lentas y profundas penetradas, haciendo profundos y lentos círculos en mi interior, mientras yo me descosía en gemidos y jadeos suplicantes de mas, acercó su boca a mis senos y comenzó a morder mis pezones halándolos firmemente con sus dientes y chupándolos sin piedad, gemí aún más fuerte y el incremento el ritmo de su boca en mis senos mas no el de su miembro, lo quería rápido pero él deseaba torturarme…

-Lo oyes???... oyes el chick, chick que generan tus fluidos mientras te penetro, estas empapada y te quiero aún más mojada, más desesperada, más cachonda…- mordió mis senos con más fuerzas, dedicándose ahora a mis aureolas, lamiéndolas desenfrenado y mordiéndolas suavemente – Son preciosos, mejores de lo que imaginé- me mordió con más fuerzas y brutalidad y yo no pude frenar el tensar de mi cuerpo en respuesta a su divina tortura… arquee aún mas mi espalda, aferré mis uñas a su espalda y eche hacía atrás mi cabeza mientras mordía mi labio tratando de callar el grito que mi orgasmo liberador me ocasionó….

Jadeé entrecortadamente mientras sus manos me agarraban con fuerza y sus labios aún jugaban con mis senos pero ahora si me penetraba de forma salvaje, brutal, vigoroso tanto como lo deseaba y no tomó mucho para que mi anterior orgasmo se viera interrumpido por una nueva y creciente sensación en mi vientre, una que me anunciaba que experimentaría esos espasmos de nuevo, jadeaba descontrolada, aferrándome a sus brazos y rasguñándolo en el proceso mientras mis piernas enrolladas en su cintura le empujaban mas hacía mí, lo sentía justo y ardiente mientras el nuevo orgasmo me invadía apunto de liberarse

-Dámelo- jadeo con voz ronca penetrándome desenfrenadamente ya al borde del clímax y una penetrada más bastó para que me dejara llevar en un nuevo orgasmo más potente que el anterior mientras lo oía perderse en su clímax  –Joder……-

Y al instante se dejó caer sobre mí, satisfecho, me beso tiernamente en los labios, saco su miembro de mí que aún goteaba parte del semen que escurría por mi pierna, me acuno en su pecho y se durmió llevándome con él al mundo de Morfeo


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com