El amor de la niña madura, Tulipanes.

Por ClaraEver
Enviado el 08/04/2016, clasificado en Amor / Románticos
382 visitas

Marcar como favorito

Por azares del destino a mis manos llego la clave del examen más difícil que tendríamos en el semestre. Esa información era tan valiosa que podía garantizarme un beneficio, fuera la que fuera la forma en que la usara.

La noticia se rego rápido y me llegaron ofertas de todo tipo. Dinero, cosas, ropa, zapatos, claves de otros exámenes, etc. Pero nada de eso me convencía. Nada me parecía suficiente.

La noche antes del examen mi móvil no paraba de sonar. Mensaje tras mensaje era ignorado fríamente, no quería más molestias. Los borraba sin siquiera leerlos, sabía que era algún otro ofrecimiento. Fue cuando descubrí el nombre de Nicolás en la bandeja de entrada de mi red social. Sabía lo que quería, lo que todos los demás. Pero aun así abrí el mensaje.

N.- “Hola Clara, ¿Qué tal tu noche?”

¿Eso era todo? ¿Solo quería saber que tal mi noche? Casi podía asegurar que no era él.

C.- “Hola, muy bien, gracias. Pasándola. ¿Qué tal tú?” N.- “Bien, gracias. Algo estresado por el examen de mañana”

¡Ya salió el peine! Estaba claro que Nicolás no se dignaría a mandar un mensaje para saber que tal mi  noche. Solo estaba usando otra forma de pedirme la clave.

C.-“Vaya. Todos estamos así. Es muy difícil” N.- “Para ti no. tienes la clave, aunque no la compartes con nadie.” C.- “Jajá. ¿Quién te dijo eso?” N.- “Lo dicen por ahí. ¿No las compartirías ni conmigo?” C.- “No sin algo realmente valioso a cambio. ¿Qué ofreces?” N.- “Un ramo de tulipanes rojos” C.- “¿Sabes lo que significa regalar tulipanes rojos?” N.- “Lo sé”

En ese momento mi corazón casi se sale de mi pecho. La leyenda contaba que un príncipe se enamoró de una plebeya y ante su amor prohibido decidió huir con ella, sin embargo cuando se dirigía al encuentro cayó por un risco y murió; de su sangre regada por el suelo nació la primera flor de tulipán rojo como prenda de que su muerte había sido por un acto de amor y que mientras los enamorados regalaran esa flor, su amor seria eterno.

Los tulipanes rojos simbolizan amor eterno.

C.- “Cálmate. Yo no soy nadie para que me jueves amor infinito” N.- “Entonces ya está. Y o mañana llevo los tulipanes y tú me pasas la clave”

Se desconectó casi inmediatamente. Yo me quede observando el techo con la incertidumbre si realmente era capaz de regalarme tulipanes rojos y si yo era capaz de recibirlos. ¿Y si él me amaba de verdad?

Justo antes de dormir tuve un pensamiento que me helo la sangre: Tal vez ya sabe lo que siento por él y me está usando, ¿Será?.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com