Ultrajada en el Bus - Cooperativo

Por TócameSinConsentimiento
Enviado el 12/04/2016, clasificado en Adultos / eróticos
13061 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Levanté la mano haciendo señas al bus que se acercaba. Gran parte de mis ropas ya habían sido consumidas por la lluvia por lo que estaba realmente empapada.

-Buenas noches- dije al conductor cancelando mi pasaje. El solo me correspondió asintiendo la cabeza y dándome mi boleto por debajo de la rejilla. Me dispuse a elegir mi asiento, solo éramos 3 pasajeros así que me fui hasta la última corrida de asientos del bus, prendí mi móvil, seleccioné una canción al azar, poco a poco fui relajándome y quedándome dormida.

He despertado por que sentía algo caliente en la pierna, antes de abrir los ojos imagine por unos segundos que en alguna de las estaciones el bus se había llenado y alguien había derramado algo en mí, pero otra pregunta fue la que vino a mi cabeza, sentía fría la barbilla y el cuello ¿Acaso yo no me había puesto una pañoleta en el cuello? Abrí los ojos de golpe y lo que vi me dejó paralizada. Un hombre de unos 30 años estaba sentado muy apegado a mí y en cuanto se percató de mi sorpresa al ver que tenía mi pañoleta entre sus manos con una mirada dura y un movimiento rápido amarró el pedazo de tela a mi boca abierta, la amarró fuertemente a mi nuca asegurándose de que no pudiera hablar ni gritar,  quise golpearlo pero mis muñecas estaban atadas a mi espalda.

-¡hhhhh!- intentaba exclamar, pero mis quejas eran calladas por el andar del bus, volví a sentir esa molestia caliente en mi pierna, miré rápidamente y entre la desesperación vi su pene erecto reposando en mi pierna desnuda. No podía desatarme nadie me oía si gritaba -¡Ayúdenme por favor!- intentaba vociferar pero todo era inútil, mi cuerpo temblaba y mis lágrimas comenzaban a brotar. -¡auuu-daaaa!- nada servía.

Me tiró del cabello y me azotó hacía la parte baja de los asientos, patalee sin embargo después de abofetearme me quitó las bragas, sacó una navaja de su bolsillo susurrándome –Tranquilita mi niña, no quieres que hiera tu piel tan linda con sangre-. Me puse a llorar si me resistía a todo dar esté tipo me iba a matar, ¡porfavor que alguien me ayude, Dios mío!. Con ayuda de la navaja hizo un corte en mi vestido para terminar rajándolo completamente, luego cortó la unión de mi brazier, yo rogaba que se detuviera, grité y seguí gritando ¿Qué hice, porque a mí? Toco mis senos, le golpeo en la cara, golpeo mis pezones.

Lamió cada parte visible de mi cuerpo mis replicas no le detenían, de pronto comenzó a bombear su miembro, lo metió entre mis senos y se masturbo con ellos. Su asquerosos fluidos saltaban a mi casa, ¡¿Cómo ERA POSIBLE QUE NADIE PUDIERA AYUDARME, EL CONDUCTOR NO PODÍA VERNOS, NO HABÍA MÁS PASAJEROS?!.

-------- 

Hola, Soy la Autora de está “introducción a relato erótico”.  Me gustaría interactuar con ustedes mis lectores, por lo que he preparado esta “previa” para que ustedes puedan escribir no solo el clímax si no que también el final de este pequeño relato.

Después publicaré la continuación de esta historia con los primeros 3 finales alternativos que serán escritos por ustedes.

Envía tu escrito a mininamiau564@gmail.com (también puedes enviarme ideas, preguntas o tal vez solo charlar <3)

Los espero con ansias ;)


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com